900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

ELCANO: Travesía Espiritual del Atlántico

Articulo publicado en http://www.eldiariomontanes.es/. Alberto Gatón Lasheras, Capellán del “Juan Sebastián de Elcano”.

En esta travesía del Océano Atlántico, que evoca a las de nuestros antepasados marinos que navegaron, cartografiaron y conquistaron el orbe marino y terrestre, ha habido días de combate contra olas, vientos adversos y tempestades. Y, también, cuando los alisios que soplan del Noreste al Sudoeste y de África a Hispanoamérica, son favorables, días de mar en los que nuestro bergantín goleta “Elcano” a sus noventa años compite con los jóvenes albatros mientras vuela veloz sobre las aguas.

Las velas gimen desplegadas al viento y crujen mástiles y aparejo empujados por la violencia del aire, la proa penetra poderosa las rizadas olas, el mascarón de la “Minerva” acaricia la blanca espuma rota, y el barco se escora hasta abrazarse agua y cubierta en el límite de la amura de babor. Eternos instantes en los que hombre y naturaleza mantienen un romántico combate, se abren el corazón y la razón a un infinito de pureza y fuerza, la inteligencia se rinde a los sentidos, y el tiempo transcurre de una manera distinta al fundirse el alma con este Océano Atlántico, con la Tierra, con el Universo, con el Creador.

Días de mares adversos y vientos que rugen amenazas, pero también se han disfrutado a bordo jornadas de descanso, como la tradicional fiesta del cruce del ecuador, cuando el Comandante del barco cede al rey Neptuno el mando durante unas horas, marineros y mandos intercambian responsabilidades y quienes no han cruzado el ecuador navegando rinden tributo al monarca del mar. Hay competiciones deportivas, y cada mediodía la cubierta del buque parece un circuito de competición de corredores y atletas. Las conferencias y los estudios rigen la vida de los guardiamarinas. La dotación, auxiliada por los futuros oficiales, velan por la navegación. Y hasta se puede descansar por unas horas cuando se decreta playa o baño tomando el sol en cubierta, o leyendo poesía frente a las olas y los abismos marinos.

En lo personal, la travesía a vela del Océano Atlántico requiere inteligencia psicológica, buena forma física y un gran equilibrio emocional para mantener la armonía espiritual y la paz interior. Y más en el capellán castrense, para iluminar y aconsejar a los compañeros de dotación, en especial a las almas desorientadas y cansadas que sufren cualquier problema o dificultad en sus distintas noches existenciales. Son necesarios madurez y fortaleza de ánimo para afrontar las jornadas interminables de mala mar, la convivencia en un espacio tan reducido, el contemplar un día sí y otro también el horizonte lejano azul sobre azul desde el orto hasta el ocaso. Y sobrellevar la distancia física y comunicacional con familia y amigos, con especial atención a quienes padecen en casa problemas de salud, económicos o de cualquier tipo. El deporte, los campeonatos deportivos, los juegos, la playa o el baño ayudan con la disciplina del horario a superar el tedio y la indolencia. Pero el trato con los compañeros y, se sea cristiano o no, con el Capellán, son un óptimo medio para rebajar tensiones internas y sociales, confortar las angustias ante las dificultades en el lejanía de los hogares, y confortar a los más débiles en sus momentos negros de “mamparitis” (mamparos son los espacios en los que se divide el interior del barco).

Duras experiencias interiores de cada marino en las que ayuda, en especial al cristiano, la espiritualidad del hombre de mar recogida en las tradiciones religiosas de la oración al ocaso al Señor de la Calma y de la Tempestad, la liturgia de la Semana Santa y Navidad, los concursos de belenes y cánticos de villancicos, las procesiones y vía crucis por cubierta al son de la banda de música y de solitarias saetas, coplas, tonadas y jotas encarnación de la fe popular, la Exposición del Santísimo, el rezo del Santo rosario por cubierta en el mes de Mayo, la Santa Misa diaria en la capilla o en la chaza del Segundo comandante y la dominical en cubierta si lo permiten tiempo y mar, ayudan al militar también a comprender que el capellán castrense no sólo es un sacerdote sino, además, un compañero especial que, como el médico, tiene la capacidad de escuchar y ayudar donde otros mandos no pueden llegar: la intimidad del corazón.

Y, a su vez, el diario convivir prudente y alegre, el almorzar con frecuencia el capellán en la cámara de marinería, las conversaciones de madrugada en el puente o en la sala de máquinas, cada encuentro por el combés o los pasillos, la oración y el trato personal del cura con cada alma recuerda las palabras del sabio Pascal, de manera que al fundir la vida espiritual con el compañerismo militar el sacerdote castrense guía al soldado y al marinero a tratar con Dios elevando las misteriosas e íntimas razones de cada corazón hasta el Creador.

Para esta meta, la óptima asistencia espiritual del militar, el sacerdote castrense recuerda una máxima: no se ama lo que no se conoce. Escribió Santo Tomás de Aquino que para conocer a Dios hay que amarlo, y a Dios sólo se Le ama conociéndolo. Es decir, amor y conocimiento de Dios al orar en la capilla, acompasadas las plegarias con el rumor de las olas, al adorar y recibir al Creador en la Santísima Eucaristía, al desgranar las cuentas del Santo Rosario sentado en proa mientras al ocaso se admira al Señor de la Calma y de la Tempestad, o al confesar el mismo sacerdote los pecados en el Sacramento de la Penitencia con un sacerdote anónimo en cualquier parroquia ordinaria en puerto o a bordo con alguno de los capellanes de los demás veleros de esta regata internacional. Nadie da lo que no tiene, y sólo desde la Gracia de Dios es posible para el sacerdote mover los espíritus y las conciencias encomendadas en nuestro ministerio castrense a Cristo. Además de que rezar en el Elcano, como en cualquier fragata o buque de nuestra Armada, es una oportunidad maravillosa de fundir cultura, naturaleza y amor a Dios.

Sigue nuestro velero su rumbo, los puertos se suceden y el cruce del Cabo de Hornos se acerca. Por fortuna, además de navegar, contamos con la oración y la presencia real de Cristo en la Eucaristía custodiada en el sagrario de la capilla para pedir el amparo de nuestro Señor en toda esta navegación: el XC Crucero de Instrucción del “Juan Sebastián de Elcano”.

 CALENDARIO PASTORAL 2017-2018

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Bajo la bandera de Jesús Portada

portada1

cabecera apuntes para la vida

cabecera delegacion catequesis

Sin título 1

Boletín de Noticias

Suscribete a nuestro boletin de noticas y mantente informado de todas las actividades, eventos y horarios de este Arzobispado Castrense.

Mas Noticias

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114
  • 115
  • 116
  • 117
  • 118
  • 119
  • 120
  • 121
  • 122
  • 123
  • 124
  • 125
  • 126
  • 127
  • 128
  • 129
  • 130
  • 131
  • 132
  • 133
  • 134
  • 135
  • 136
  • 137
  • 138
  • 139
  • 140
  • 141
  • 142
  • 143
  • 144
  • 145
  • 146
  • 147
  • 148
  • 149
  • 150
  • 151
  • 152
  • 153
  • 154
  • 155
  • 156
  • 157
  • 158
  • 159
  • 160
  • 161
  • 162
  • 163
  • 164
  • 165
  • 166
  • 167
  • 168
  • 169
  • 170
  • 171
  • 172
  • 173
  • 174
  • 175
  • 176
  • 177
  • 178
  • 179
  • 180
  • 181
  • 182
  • 183
  • 184
  • 185
  • 186
  • 187
  • 188
  • 189
  • 190
  • 191
  • 192
  • 193
  • 194
  • 195
  • 196
  • 197
  • 198
  • 199
  • 200
  • 201
  • 202
  • 203
  • 204
  • 205
  • 206
  • 207
  • 208
  • 209
  • 210

Noticias del Papa Francisco

  • Carta del Papa Francisco al Pueblo de Dios

    Carta del Papa Francisco al Pueblo de Dios

    «Si un miembro sufre, todos sufren con él» (1 Co 12,26). Estas palabras de san Pablo resuenan con fuerza en mi corazón al constatar una vez más el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder Read More
  • Palabras del Papa antes del Ángelus

    Palabras del Papa antes del Ángelus

    Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! El Evangelio de hoy (Mc 6, 30-34) nos dice que los apóstoles, después de su primera misión, regresan a Jesús y le cuentan “todo lo que hicieron y enseñaron” (v.30). ). Después de la experiencia Read More
  • Palabras del Papa antes  y después del Ángelus

    Palabras del Papa antes y después del Ángelus

    Palabras del Papa antes del Ángelus Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! El Evangelio de hoy (Mc 6, 7-13) narra el momento donde Jesús envía a los Doce en misión. Después de haberlos llamado por su nombre, uno por uno, “para Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43

Publicaciones del Arzobispado

Volver
facebook_page_plugin