900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Super User

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Super User

Apuntes para la vida: La tristeza

El acontecimiento de la Pascua es el centro de la fe y de la misión de la Iglesia. No es propio del bautizado el estar triste, de ahí que dijese el Papa Francisco en una de sus primeras intervenciones: “hay cristianos que tienen más la cara avinagrada, que la gozosa de los que tienen una vida bella” (10/5/2013). El desánimo es la “carcoma” que daña el corazón del creyente, lo incapacita para construir la fraternidad e impide la acción evangelizadora.

Apuntes para la vida: Un final Feliz

La alegría de la fe en Cristo, no es un autoengaño o puro sentimentalismo, sino que está basada en los hechos históricos de la vida de Jesús y en su resurrección según la carne. Sucedió, que el drama del Calvario quedó en silencio cuando el cuerpo destrozado del crucificado fue sepultado en una “tumba nueva” (Jn 19,41). ¡Parecía todo acabado!

Sin embargo, el testimonio de los apóstoles y de las mujeres nos relatan que el sepulcro se lo encontraron vacío: “¿por qué busquéis entre los muertos al que vive?” (Lc 24,5). Fue entonces, cuando aquellos discípulos incrédulos, se acordaron de la veces que el Señor les decía de que: “Él había de resucitar de entre los muertos” (Jn 20,9). Ellos se llenaron de alegría al ver al Resucitado, fueron enviados a comunicar ese gozo salvador a los hombres, anunciándoles la paz y el perdón de los pecados (cf. Jn 19,12-23). 

Desde aquellos albores del cristianismo, la muerte no es la última palabra de la historia. Aquel final feliz marca la vida del hombre, cuyo destino no es la nada, sino la felicidad de la vida eterna. Una esperanza nueva entró en el mundo cuyo rostro es la alegría perfecta, la cual no es producto del estado de ánimo, ni de la salud, ni de ninguna otra cosa humana, sino de haber visto y creído a un Dios que no se quedó en la cruz, sino que su humanidad crucificada ha sido glorificada por Dios Padre. Por eso mismo, el Papa Francisco nos pone en aviso de que a veces “hay cristianos cuya opción parece ser la de una Cuaresma sin Pascua” (EG 6).

Los relatos de la Resurrección revelan esta alegría especial. Es el cumplimiento de la promesa que hiciera el Maestro la noche de la última Cena: “os daré una alegría que nadie os podrá quitar” (J 16,23). No fue algo que pertenece al pasado, sino que se realiza y actualiza hasta el final de los tiempos. Es el signo fecundo del discípulo misionero: “No hay razón para que alguien piense que esta invitación no es para él, porque nadie queda excluido de la alegría reportada por el Señor” (Francisco, EG 3). 

 

Apuntes para la Vida: Gloria y Calvario

Semana Santa es como la vida misma. Los últimos momentos de Jesús, son como una síntesis de la existencia humana. En el transcurrir de los años experimentamos satisfacciones, traiciones, abandonos, cruces y recompensas: “el discípulo no es mayor que el maestro” (Mt 10,24).

Jesús inicia su camino al Gólgota con la entrada triunfante en Jerusalén, preparada por los discípulos (cf. Mat 21,6) y la multitud que lo acogerá y gritará enardecida: “¡Hosanna al Hijo de David!” ( Mat 21,8). Igualmente, nosotros podemos tener nuestro “Domingo de Ramos” y recibir los aplausos que pronto se apagan.

Luego vendrá la noche oscura de Getsemaní, traición de Judas, abandono de los discípulos, negaciones de Pedro, juicios y condena a la cruz. Estos hechos son realmente demoledores, pero encierran en sí una fuerza salvadora cuando son asumidos como lo hizo el Señor: aceptando la voluntad del Padre, no devolviendo “mal por mal”, confiando siempre en la justicia divina. Estas vivencias espirituales de lo acaecido en la Pasión, dan contenido a la Religiosidad popular de nuestro pueblo en estos días santos, que como dice el Papa Francisco: “es un precioso tesoro de la Iglesia católica” (EG 123).

Miremos ahora, a los discípulos y nos podemos preguntar en cual de ellos nos vemos reflejados: ¿En un Pedro que a pesar de su triple negación, siente la mirada del Nazareno y llora sus pecados? Él es figura del “pecador perdonado”. Quizás la caída de Judas pueda parecer muy lejana para mucha gente, pero no es tanto. Cuando traicionamos al amigo y no confiamos en la misericordia divina, caemos en la desesperanza. No olvidemos la imagen de Juan, que a pesar de que salió corriendo, después se arrepiente y lo encontramos a los “pies de la cruz” (Jn 19, 26-27) y nos representa a todos.

Por último, tenemos la multitud, que hoy te ensalza y mañana vociferan al Pilato de turno: “¡Crucifícalo, crucifícalo!” (Lc 23,29). El perdón de Cristo crucificado es tan inmenso, que les alcanzará también a ellos: “Padre, perdonalos porque no saben lo que hacen” (Lc 23,34). Por eso mismo, en el Calvario hallamos el ejemplo de todas las virtudes que nos conducen a la Resurrección.

 

Apuntes para la vida: Examen de conciencia

La soberbia humana impide que el hombre entre en su “bodega interior”, porque cree que nada debe limpiar o cambiar. De esta manera pasan los días, los meses y lo años y esa persona no se conoce a sí misma, su corazón se endurece por las malas acciones no reconocidas y su mente es incapaz de abrirse a Dios.

El ejercicio del examen de conciencia diario es una práctica cristiana que encierra mucho bien espiritual y es una buena terapia psicológica para la aceptación y discernimiento de vida. Ello es debido a que exploramos las miserias de nuestra alma a la luz de la misericordia divina que todo lo comprende, ilumina y trasforma. Cuando el pecador o el tibio no encuentran de qué arrepentirse, no es por falta de pecados, sino porque la cerrazón espiritual impide la penetración de la gracia de Dios, que nunca violenta a sus criaturas. San Agustín nos dice: “Examinaos cada día sinceramente, sin vanagloria, sin autocomplacencia, porque nadie hay dentro de ti que te obligue a sonrojarte o jactarte. Examinate y no te contentes con lo que eres, si quieres llegar a lo que todavía no eres”. (Sermón 169).

Hay varios métodos para realizar el reconocimiento de nuestra vida cotidiana. Consiste en un tiempo de silencio, con actitud humilde y sintiéndose en presencia del Señor, corregimos nuestros pensamientos y acciones a la luz de la vida y enseñanzas de Jesús. Para ello, podemos utilizar los Diez Mandamientos, las Bienaventuranzas u otros textos de la Sagrada Escritura. Luego se termina dando gracias a Dios por todo lo bueno que hayamos hecho, pidiendo perdón por las equivocaciones y elevamos una plegaria al Altísimo porque nos conserva la vida, a pesar de las infidelidades.

Algunos piensan que el trajín de la vida moderna dificulta mucho encontrar al final de la jornada un tiempo para la reflexión y la serenidad, pero eso es una escusa superficial, porque espacio para la televisión y otros ocios si los hay. Cuando queremos, hallamos tiempo para todo. Se trata de tener claro el sentido de nuestra existencia cristiana y saber que en el conocimiento de uno mismo, nos jugamos la felicidad personal.

Con motivo del XXV Aniversario de la Academia Básica del Aire y en el año del Jubileo del Centenario de las apariciones de la Virgen a los tres pastorcillos de Fátima, un grupo de alumnos, profesores y amigos cercanos a la Academia han peregrinado al Santuario de Fátima del 21 al 24 de abril, dando gracias a Dios por tantos años de formación de los Suboficiales del Ejército del Aire.

"Función Religiosa" y solemne Eucaristía

IMG 20170426 WA00231

El domingo 23 de abril del 2017, llamado "domingo de los milagros", en la Parroquia de Santa María de la Plaza de Fregenal de la Sierra, la gente abarrotó el templo hasta llenar incluso parte de la plaza. Se agolpaba para participar en la llamada "Función Religiosa" y solemne Eucaristía.

DSC03972

Como en años anteriores, esta Parroquia Castrense llevó a cabo durante los pasados días 9 al  16 de abril actual, las celebraciones correspondientes a la Semana Santa.

Dichas celebraciones se iniciaron el pasado día 9, Domingo de Ramos, con la tradicional Bendición de Palmas y Olivos, la posterior procesión por las calles de la feligresía y la celebración de la Santa Misa.

protada arti

El historiador Francisco Mósig Pérez es el autor de la obra: Vaticana, Castrense e Isleña. Historia de la parroquia de San Francisco de Asís (1765-2015), dividida en dos volúmenes fue presentada el pasado mes de enero en el Centro de Congresos de San Fernando y que contó con la presencia, entre otras autoridades, del Arzobispo Castrense, Monseñor Juan del Rio.

IMG 6475

El arzobispo de Santiago de Compostela, Monseñor Julián Barrio, ha presidido la sesión de apertura de las XVII Jornadas de Teología de la Caridad que organiza Cáritas en la capital gallega, a la que asisten entre otras personalidades el Director de Caritas Castrense Teniente General Rafael Barbudo y el Vicario General del Arzobispado Castrense  Pablo Panadero y que concluyen el próximo domingo [...]

IMG 7201

Los Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil han celebrado su patrón San Hermenegildo el Viernes día 21 de este mes de Abril,debido a que la Fiesta de su patrón cayó Jueves Santo y decidieron posponerla para dicho día.

Esta se celebró en el patio de armas del Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias de Almeyda, donde comenzó con la Eucaristía en honor del santo patrón que llevo nuestro páter Marcos J. Albertos, donde en su homilía, siguiendo el evangelio de la octava de pascua y la vida de San Hermenegildo, destacó la valentía del santo que prefirió morir que renegar dela Fe de Cristo como Dios igual que del Padre y le Hijo y no seguir la doctrina de Arriana que afirmaba que Cristo fue Creado por el Padre.

Página 1 de 42
Volver