900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Palabras del Papa Francisco pronunciadas el 25 de febrero

¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días!.

El Evangelio de hoy, segundo domingo de Cuaresma, nos invita a contemplar la transfiguración de Jesús, (Mc 9,2 -10). Este episodio está relacionado con lo que sucedió seis días antes, cuando Jesús reveló a sus discípulos que en Jerusalén tendría que “sufrir mucho y ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, que debía ser condenado a muerte y resucitar después de tres días” (Mc 8,31).

Este anuncio puso en crisis a Pedro y a todo el grupo de discípulos que rechazaron la idea de que Jesús fuera rechazado por los líderes del pueblo y asesinado. Esperaban un Mesías poderoso, fuerte, dominador. Al contrario, Jesús se presenta como un siervo humilde, dulce, servidor de Dios, servidor de los hombre, que debería dar su vida en sacrificio, pasando por el camino de la persecución, del sufrimiento y de la muerte. ¿Cómo poder seguir un Maestro y Mesías cuyo hecho terrenal se habría terminado de aquel modo? es lo que ellos pensaban. La respuesta llega justo por la  transfiguración: ¿Qué es la transfiguración de Jesús?. Una aparición pascual anticipada.

Jesús tomó consigo a los tres discípulos Pedro, Santiago y Juan y los condujo, a ellos solos aparte a lo alto de un “monte”, (Mc 9,2) y allí, por un momento, muestra su gloria, gloria del Hijo de Dios. Este acontecimiento de la transfiguración les permite así a los discípulos de afrontar la pasión de Jesús de manera positiva, sin ser arrollados. Le han visto como sería después de la Pasión, glorioso. Y así Jesús les prepara para la prueba. La transfiguración ayuda a los discípulos, y también a nosotros, a comprender que la pasión de Cristo, es un misterio de sufrimiento, pero es sobre todo un don de amor infinito de parte de Jesús. El acontecimiento de Jesús que se transfigura en la montaña nos hace también comprender mejor su resurrección. Para comprender mejor el misterio de la cruz. Para comprenderlos, en efecto, es necesario saber con antelación que el que sufre y que es glorificado no es sólo un hombre, sino que es el Hijo de Dios, que por su amor fiel hasta la muerte, nos ha salvado. El Padre renueva así, su declaración mesiánica sobre el Hijo, que ya hizo en las orillas del Jordán después del bautismo, y exhorta: “¡Escuchadle!” (v.7) .Los discípulos están llamados a seguir al Maestro con confianza y esperanza, a pesar de su muerte;  la divinidad de Jesús tiene que manifestarse justamente sobre la cruz, justamente en su muerte  ”de esta manera”, a tál punto que aquí el evangelista Marcos pone en la boca del Centurión la profesión de fe:”¡Verdaderamente, este hombre es el Hijo de Dios!”,  (15,39).

Ahora dirigimos nuestra oración a la Virgen María, la criatura humana transformada interiormente por la gracia de Cristo. Nos encomendamos confiados a su ayuda materna  para continuar con fe y generosidad el camino de la Cuaresma.

Queridos hermanos y hermanas:

En estos días, a menudo pienso en la querida y martirizada Siria, donde la guerra se ha intensificado, especialmente en Ghouta Oriental. Este mes de febrero ha sido uno de los más violentos en siete años de conflicto: cientos, miles de víctimas civiles, de niños, de mujeres, ancianos; los hospitales se han visto afectados; el pueblo ya no puede encontrar comida….Hermanos y hermanas, todo esto es inhumano. No se puede combatir el mal con otro mal. Y la guerra es un mal. Por eso dirijo una llamada urgente, para el cese inmediato de la violencia, que se dé acceso a la ayuda humanitaria (alimentos y medicinas) y la evacuación de heridos y enfermos. Vamos a orar juntos a Dios, para que suceda en el acto.

Dios te salve, Maria …

Extiendo un saludo cordial a todos los peregrinos de Roma, Italia y otros países, especialmente a los que han venido de Spiš, Eslovaquia.

Saludo a los representantes de la cadena de televisión diocesana de Prato con su obispo, a los jóvenes de la orquesta de Oppido Mamertina y a los scouts de Génova. Saludo a los confirmandos y a los jóvenes de la profesión de fe provenientes de Serravalle Scrivia, Verdellino, Zingonia Lodi, Renate y Verduggio.

Saludo al grupo que viene con motivo del “Día de las Enfermedades Raras”, con un estímulo a las asociaciones que trabajan en este campo. Gracias. Gracias por lo que hacéis

A todos os deseo un buen domingo. No os olvides de rezar por mí. Buen apetito y adiós!

 

Modificado por última vez en Lunes, 26 Febrero 2018 09:51

X TANTOS

Castellano 33x48 AF

Volver
facebook_page_plugin