Imprimir esta página

"HE ESPERADO TANTO... ¡QUÉ ALEGRÍA!"

Por fin llegó el día. "He esperado tanto... ¡Qué alegría!" Con estas palabras acompañadas de una gran sonrisa la pequeña Atteneri Matilde contestaba a las preguntas de sus amigos en el Cuartel General de la OTAN en Nápoles, sobre el día de su primera comunión.

imageEl pasado sábado 5 de junio la familia de Atte, venida desde España, junto a sus amigos más cercanos y a un gran número de miembros de la Comunidad Española, en Nápoles, celebraron la Santa Misa en la que por primera vez recibió a Jesús en la Eucaristía. 

Se había preparado a conciencia después de que el año de pandemia retrasara este esperado encuentro. Después de una buena preparación, el pater F. Javier Boada, administró el sacramento de la Comunión a la pequeña. Fue un día de alegría y lleno de gozo en el que Atteneri compartió con su familia y amigos que respetaron en todo momento las distancias y las medidas anticovid.