900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Militares: Música de Muerte y Vida

Artículo publicado en el Diario Montañes, el 22-09-209

Alberto Gatón Lasheras, Vicario Episcopal del Ministerio de Defensa.

Hace dos años el Capitán del Ejército del Aire Borja Aybar murió el doce de octubre en su Eurofighter después de la exhibición aérea del Día de la Hispanidad. Días después, el diecisiete de octubre, el Teniente del Ejército del Aire Fernando Pérez falleció al despegar en su F18. El pasado veintiséis de agosto murió pilotando su C-101 el Comandante Fernando Marín. Y hoy, dieciocho de septiembre del dos mil diecinueve, acaban de rendir sus almas al Señor de Cielos y Tierra, de la Calma y de la Tempestad, el Comandante y piloto instructor de la Academia General del Aire Daniel Melero Ordóñez y la Alférez Alumna Rosa María Almirón Otero. Todos ellos conocían sus modernos reactores y avionetas, y eran los mejores profesionales, con la óptima preparación física, técnica y espiritual que los capacita para cualquier misión surcando como ángeles guardianes los cielos de Cantabria y España. Ahora, misteriosos renglones torcidos de Dios, al tiempo que damos nuestro amor y apoyo a sus familiares, sean estas líneas un homenaje a ellos y a todos los soldados de todos los tiempos que dieron su vida por España en acto de servicio. El pueblo español y cántabro, con las palabras del poeta y soldado legionario Virgilio en la “Eneida”, les rinda “tributo postrero a esas almas egregias que con su sangre nos han legado esta Patria”.

Nuestros militares, nuestros Ejércitos de Tierra, Aire y Armada, son de los mejores de mundo. Una formación integral exige a nuestros pilotos superar años de exhaustivos exámenes médicos, el cuidado de la salud, la vista y los sentidos, y una preparación universitaria, técnica y personal en la Academia General del Aire. Después, ya con los diplomas académicos, nuestros oficiales del Aire cambian las aulas por los aviones y helicópteros de nuestras Fuerzas Armadas. Una capacitación que necesita horas de vuelo de aprendizaje en cursos de instrucción aérea como el que realizaban nuestros compañeros el Comandante Melero y la Alférez alumna Almirón cuando el Creador los ha llamado a Su vera. Y en la muerte y en la vida, nuestros militares asumen, con especial devoción a la Virgen de Loreto y a los distintos patrones de nuestras unidades y Ejércitos, que Dios es el destino final de la vocación castrense, que la muerte es nuestra compañera, que nacemos para morir y morimos para nacer, y que se sirve a España hasta dar la vida si es menester. Empero, cuando la muerte derriba a nuestro compañero de milicia, ¡cuánto dolor resta en nuestros corazones!

Vocación militar de servicio a la Patria hasta el sacrificio supremo, porque ser militar no es una profesión sino una vocación: dar la vida por España. El soldado mira a la muerte cara a cara, y a la luz ética de nuestras Reales Ordenanzas se forja en los valores personales y colectivos del sacrificio, la generosidad, la valentía, la disciplina, la lealtad, la humildad y el compañerismo. Virtudes que brotan de lo que no es un trabajo sino una vocación específica y que, con serena tristeza hoy, actualiza en la “Historia del Peloponeso” el elogio de Tucídides: “al entregar cada uno de ellos la vida por su Patria, se hicieron merecedores de un elogio imperecedero y de la sepultura más ilustre”. Elogio con el que una vez más España y Cantabria deben honrar la memoria de estos hijos suyos en su muerte.

El militar sabe que, al despegar, en cada vuelo muerte y vida aceleran su dramático baile rondando al piloto y su avión. Música distinta en el sonido de los diferentes destinos castrenses e idéntica partitura existencial en nuestros tres Ejércitos. Música de muerte en la cabina con el rugir de las turbinas, el ritmo visualizado en los medidores del panel de instrumentos, la resistencia del material, la respiración entre la máscara y el casco, las comunicaciones con los compañeros en tierra y mar. Pero música de vida cuando el oficial se funde con su avión, y la palanca de mando de la avioneta materializa rumbo y maniobra deseados. Música de vida en la suprema realización vocacional del piloto que es volar y del militar que es cumplir el deber asignado. Música de vida cada misión, desde defender la integridad del territorio y la soberanía de España hasta la cooperación en operaciones internacionales humanitarias o bélicas para proteger la paz, justicia y prosperidad de nuestra Patria. Y música de vida eterna, al son de “La muerte no es el final del camino”, cuando en el acto a los caídos los militares elevamos por ellos nuestras voces al Señor de Cielos y Tierra, de la Calma y de la Tempestad. Como ahora rezamos por estos compañeros aviadores militares, que allende los cielos azules de Cantabria y de España vuelan ya, héroes cotidianos, en la Patria universal que es el Cielo. 

Modulo der

 CALENDARIO PASTORAL 2018-2019

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
Fecha : Viernes, 01 de Noviembre de 2019
2
Fecha : Sábado, 02 de Noviembre de 2019
3
4
Fecha : Lunes, 04 de Noviembre de 2019
5
Fecha : Martes, 05 de Noviembre de 2019
6
Fecha : Miércoles, 06 de Noviembre de 2019
7
8
9
Fecha : Sábado, 09 de Noviembre de 2019
10
11
12
Fecha : Martes, 12 de Noviembre de 2019
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Descaga tu calendario

icono pdf Calendario 245px Google Calendar

 

  

Portad reflexiones twitter

Portada La buena politica

Bajo la bandera de Jesús Portada

cabecera santos

cabecera apuntes para la vida

cabecera delegacion catequesis2019

Sin título 1

Noticias del Papa Francisco

  • Palabras del Papa antes del Ángelus

    Palabras del Papa antes del Ángelus

    Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! La página del Evangelio de hoy (cf. Lc 20,27-38) nos ofrece una enseñanza maravillosa de Jesús sobre la resurrección de los muertos. Jesús es cuestionado por algunos saduceos, que no creían en la resurrección Read More
  • Palabras del Papa antes del Ángelus

    Palabras del Papa antes del Ángelus

    Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! El Evangelio de hoy (cf. Lc 19, 1-10) nos pone en las huellas de Jesús que, en su camino hacia Jerusalén, se detiene en Jericó. Había una gran multitud para darle recibirlo, entre las Read More
  • Palabras del Papa a los capellanes militares

    Palabras del Papa a los capellanes militares

    Queridos hermanos y hermanas, Me complace recibiros con ocasión del V Curso Internacional de Formación de Capellanes Militares Católicos en Derecho Internacional Humanitario, dedicado al tema “La privación de la libertad personal en el contexto de los conflictos armados”. La Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60

Mas Noticias

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114
  • 115
  • 116
  • 117
  • 118
  • 119
  • 120
  • 121
  • 122
  • 123
  • 124
  • 125
  • 126
  • 127
  • 128
  • 129
  • 130
  • 131
  • 132
  • 133
  • 134
  • 135
  • 136
  • 137
  • 138
  • 139
  • 140
  • 141
  • 142
  • 143
  • 144
  • 145
  • 146
  • 147
  • 148
  • 149
  • 150
  • 151
  • 152
  • 153
  • 154
  • 155
  • 156
  • 157
  • 158
  • 159
  • 160
  • 161
  • 162
  • 163
  • 164
  • 165
  • 166
  • 167
  • 168
  • 169
  • 170
  • 171
  • 172
  • 173
  • 174
  • 175
  • 176
  • 177
  • 178
  • 179
  • 180
  • 181
  • 182
  • 183
  • 184
  • 185
  • 186
  • 187
  • 188
  • 189
  • 190
  • 191
  • 192
  • 193
  • 194
  • 195
  • 196
  • 197
  • 198
  • 199
  • 200
  • 201
  • 202
  • 203
  • 204
  • 205
  • 206
  • 207
  • 208
  • 209
  • 210
  • 211
  • 212
  • 213
  • 214
  • 215
  • 216
  • 217
  • 218
  • 219
  • 220
  • 221
  • 222
  • 223
  • 224
  • 225
  • 226
  • 227
  • 228
  • 229
  • 230
  • 231
  • 232
  • 233
  • 234
  • 235
  • 236
  • 237
  • 238
  • 239
  • 240
  • 241
  • 242
  • 243
  • 244
  • 245
  • 246
  • 247
  • 248
  • 249
  • 250
  • 251
  • 252
  • 253
  • 254
  • 255
  • 256
  • 257
  • 258
  • 259
  • 260
  • 261
  • 262
  • 263
  • 264
  • 265
  • 266
  • 267
  • 268
  • 269
  • 270
  • 271
  • 272
  • 273
  • 274
  • 275
  • 276
  • 277
  • 278
  • 279
  • 280
  • 281
  • 282
  • 283
  • 284
  • 285
  • 286
  • 287
  • 288
  • 289
  • 290
  • 291
  • 292
  • 293
  • 294
  • 295
  • 296
  • 297
  • 298
  • 299
  • 300
  • 301
  • 302
  • 303
  • 304

Publicaciones del Arzobispado

Volver
facebook_page_plugin