900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Apuntes para la Vida: Decálogo para ser Feliz Destacado

El fin de la vida de toda persona es ser feliz en este “valle de lagrimas” y alcanzar la salvación eterna por la fe en Jesucristo. La sonrisa en nuestro rostro, no significa la ausencia de problemas, sino la presencia de la gracia divina que nos hace felices, a pesar de dificultades, siguiendo estos elementales consejos:

1. Acéptate a ti mismo, en tu propia historia personal y familiar.

Quienes no aceptan su realidad, tienen el peligro de huir continuamente de sí mismos, eso produce vivir en un estado perenne de ansiedad, que por supuesto no es fuente de felicidad.

2. Vive y deja vivir.

No debemos pasar nuestros días pendientes de las opiniones de los otros, uno tiene que ser lo que es. Cada uno tiene bastante con sacar su propia vida adelante.

3. Darse a los demás.

Si uno se estanca, corre el riesgo de ser egoísta. Y el agua estancada es la primera que se corrompe.

4. La soberbia en la vida es como un vendaval que nunca nos deja en paz.

Procura ser humilde y benevolente en todos tus asuntos y te querrán más que al hombre generoso.

5. Procura “perder tiempo” para estar con la familia y amigos.

No olvidemos lo que dice la Sagrada Escritura: “quién encuentra un buen amigo, ha descubierto un gran tesoro” (Eclo 6,14). Quienes descuidan a los abuelos, padres, hijos y amigos, beberán la amarga medicina de la soledad.

6. La medida que utilices con los otros, la utilizaran contigo.

Si quieres ser feliz, trata bien a todo el mundo y se bueno siempre con todos. Puede suceder que haciendo el bien te fallasen los otros, entonces recuerdas que tú también puedes errar y traicionar.

7. Practica diariamente el arte de los pequeños detalles con tus semejantes.

Quizás no podrás arreglar el hambre en el mundo, pero sí está a tu alcance dar una limosna a un pobre. A tus abuelos enfermos, no podrás remediar “las goteras de la edad”, pero nadie te impide que los visites con cariño, seguro que luego te iras lleno de paz. Porque como dice el Evangelio: “el que es fiel en lo pequeño será fiel en lo mucho” (Lc 16,10).

8. No pierdas la capacidad de asombro al contemplar la naturaleza.

Porque el camino más humano es “pasar del amor a lo visible (naturaleza) al amor de lo invisible (su autor: Dios)” (cf. Rom 1,20). Esta “casa común” se nos ha dado para que la custodiemos por el bien de todos, porque en ella ha de residir la felicidad humana.

9. Busca la paz, y corre tras ella.

La paz es don de Dios, pero también anhelo de los hombres que se afanan en construir puentes y no barricadas, que saben dialogar y no utilizar la intolerancia con los demás.

10. Dios no es enemigo del hombre y de su felicidad.

La cultura dominante nos quiere hacer ver que la fe en Dios es causa de guerras, conflictos interiores que nos quitan la paz y nos hacen infelices. Pero eso es totalmente falso y lo que busca es la suplantación de la religión por las idolologías de muerte que lleva a la infelicidad a los hombres. ¡Quien cree en Dios no está solo!

 

                            +Juan del Río Martín.
Arzobispo Castrense de España

Modificado por última vez en Jueves, 08 Marzo 2018 09:33

Volver
facebook_page_plugin