900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

En la semana pasada los seminaristas castrenses han podido participar en el comienzo del nuevo curso académico empezando como ya es de costumbre por los ejercicios espirituales donde cada uno ha podido reflexionar y pensar y sobre todo rezar a Dios y darle gracias por todo el bien que nos hace cada día.

Desde el pasado domingo 24 hasta el sábado 30 de septiembre los alumnos del seminario castrense “Juan Pablo II”,  junto al equipo formativo, se trasladaron hasta el complejo militar de Archena (Murcia) donde han llevado a cabo durante una semana ejercicios espirituales acompañados de varios capellanes y el Arzobispo Castrense Monseñor Juan del Rio.

El pasado día 17 de junio tuvo lugar, en la catedral castrense, la ordenación presbiteral de Ismael Montero Hernández. La ceremonia, presidida por el Arzobispo, Juan del Río Martín, estuvo concelebrada por los vicarios y por diversos sacerdotes, tanto del arzobispado castrense como de otras diócesis. También acudieron familiares y amigos del ordenando.
 

La celebración transcurrió con solemnidad aunque sin perder su sencillez. En su homilía el Arzobispo recordó a Ismael lo que significa ser sacerdote, más aún en esta diócesis nuestra donde las personas que la forman poseen unas características muy concretas, con sus necesidades concretas. La labor de un capellán, aunque pueda llamar la atención, es la de acompañar a los primeros servidores de España en sus labores, especialmente cuando salen en misión internacional donde los largos meses pasan factura en las vidas de nuestros militares. 

El pasado día 16 de junio tuvo lugar, en el Seminario Castrense, una vigilia de oración con motivo de la futura ordenación presbiteral de Ismael Montero Hernández, alumno de dicha institución que, tras haber desempeñado por un tiempo el ministerio diaconal, concluye la formación que le conduce al sacerdotal. Nuestro arzobispo, Juan del Río Martín, presidió dicha ceremonia.

La vigilia se desarrolló con un ambiente de familiaridad y sencillez. Consistió en un rato de adoración eucarística con el rezo de las vísperas, la oración que la Iglesia eleva a Dios en la tarde, tras la adoración se procedió a tomar juramento al futuro presbítero de sus obligaciones y también a la profesión pública de la fe católica por parte del candidato al sacerdocio.

Facebook Seminario

Twitter Seminario

Volver