900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Continuando con el  santo Triduo pascual de la Pasión, muerte y resurrección del Señor. El Viernes Santo, el Arzobispo Castrense, acompañado por Monseñor Gian Luca Perici consejero de la Nunciatura Apostólica celebro el Viernes Santo en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, acompañado nuevamente por cientos de fieles, que asistieron a esta importante celebracion.

El Arzobispo Castrense, Monseñor Juan del Río Martín, celebró los oficios con los internos de la Prisión Militar de Alcalá Meco. El Señor Arzobispo previamente a la celebración del lavatorio de los pies, se reunió con el personal militar que trabaja en el Centro Penitenciario Militar.

Información y fotografías de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

Don Celso Morga, Arzobispo de Mérida-Badajoz, ha presidido este martes santo la Misa Crismal en la Catedral metropolitana de Badajoz, que este año ha sido un homenaje a don Antonio Montero, Arzobispo emérito, que celebra su cincuenta aniversario de ordenación episcopal (17 de mayo de 1969).

El Arzobispo Castrense de España, Monseñor Juan del Río presidió en la mañana de ayer la misa crismal en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, dónde se consagraron los sagrados óleos y los capellanes renovaron sus promesas.

El Arzobispo Castrense de España, D. Juan del Río, recibió en la mañana de ayer a los consejeros de la Nunciatura Apostólica, Monseñor Michael Francis Crotty y Monseñor Gian Luca Perici, que giraron una visita a las instalaciones del Arzobispado y al Seminario.

El domingo dio comienzo en la Catedral Castrense la primera de las celebraciones que marcan la época más importante del año para los cristianos, la Semana Santa, que se abre con el Domingo de Ramos, en el que se conmemora la entrada triunfal del Señor en Jerusalén, que viene a librarnos del pecado y de la muerte.

Las aclamaciones de la entrada en Jerusalén y la humillación de Jesús. Los gritos de fiesta y el ensañamiento feroz. Este doble misterio acompaña cada año la entrada en la Semana Santa, en los dos momentos característicos de esta celebración: la procesión con las palmas y los ramos de olivo, al principio, y luego la lectura solemne de la narración de la Pasión.

El pasado viernes de Dolores, más de un centenar de feligreses, nos reunimos en nuestra parroquia para, antorcha en mano, rezar el santo Vía Crucis por las calles de la Colonia Militar Dehesa del Príncipe. 

Página 1 de 147
Volver
facebook_page_plugin