Imprimir esta página

El Nuncio Apostólico de la Santa Sede en España preside la misa crismal en la Catedral de las Fuerzas Armadas.

El Nuncio Apostólico de la Santa Sede en España, Monseñor Bernardito Cleopas Auza, presidió en la mañana de hoy la Misa crismal oficiada en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas.

La Eucaristía fue concelebrada por el Ordinario Castrense de España, D. Carlos Jesús Montes Herreros y los equipos de Gobierno del Arzobispado Castrense y del Seminario “San Juan Pablo II” y de capellanes venidos desde sus unidades de destino en diversas localidades de nuestra geografía.

En la Santa Misa se consagraron los sagrados óleos que posteriormente serán utilizados por los capellanes para celebrar los sacramentos del bautismo, confirmación y unción de los enfermos. En esta Eucaristía es donde también los capellanes renuevan sus promesas.

El Nuncio de la Santa Sede, Monseñor Bernardito Cleopas Auza, nació en Talibon (Filipinas) y fue ordenado sacerdote en junio de 1985 en la Diócesis de Tagbilaran para en 1986 incardinarse en la nueva Diócesis de Talibon.

Monseñor Bernardito Cleopas Auza es Doctor en Teología, Licenciado en Filosofía y Derecho Canónico y posee un Master en la Ciencia de la Educación.

Desde su entrada en el Servicio Diplomático en la Santa sede, junio de 1990, ha ejercido su la labor en Madagascar, Bulgaria, Albania, Haití y ante organizaciones internacionales como la ONU Organización de las Naciones Unidas) y la OEA (Organización de Estados Americanos.

Entre las funciones más destacas del Nuncio está la representación del Romano Pontífice, de modo estable, ante las iglesias particulares y ante los Estado y autoridades públicas. Además, procura que sean más firmes y eficaces los vínculos de unidad entre la Sede Apostólica y las Diócesis que se hallan en la demarcación señaladas para su delegación.

HOMILIA DEL NUNCIO APOSTÓLICO

  • DSC_0179
  • DSC_0252
  • DSC_0312
  • DSC_0354