Imprimir esta página

Homenaje a los fallecidos por la COVID-19 y conmemoración del 1º aniversario de las operaciones de lucha contra la pandemia

En la Escuela de Guerra del Ejército y vía online

Robles: “Este año no lo olvidaremos nunca, se ha escrito una página de la historia de España con mucho dolor, y también con mucho orgullo”

Imposición de la Medalla Balmis a 24 militares y civiles de Defensa que participaron en la misión

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha presidido esta mañana en la Escuela de Guerra un solemne acto de homenaje a las 27 víctimas del COVID-19 de las Fuerzas Armadas con motivo de la conmemoración del 1º aniversario de las operaciones militares de lucha contra la pandemia, entre las cuales recordamos a nuestro querido Arzobispo Castrense de España, D. Juan del Río Martín.  

El acto ha sido retransmitido vía online y ha consistido en un homenaje a los caídos, en el que se ha interpretado la canción “Hallelujah” de Leonard Cohen a cargo del teniente coronel Fernando Enseñat, seguido de una ofrenda floral en la que los familiares han depositado una rosa blanca en recuerdo de todos fallecidos.

La ministra Robles se ha dirigido a los familiares de las víctimas para transmitirles su “apoyo y cariño” y el de toda la familia de las Fuerzas Armadas, al mismo tiempo que les ha pedido que “el mejor homenaje que se les puede hacer a los que ya no están con nosotros es que tengáis fuerza por la vida y seguir trabajando”.

“Este año no lo olvidaremos nunca, se ha escrito una página de la historia de España, con mucho dolor y con mucho orgullo también por el trabajo de las Fuerzas Armadas”, ha subrayado Robles.

Después del homenaje a los caídos se ha procedido a la conmemoración del primer aniversario de la lucha contra la pandemia, un enemigo desconocido de magnitud descomunal que requirió para combatirlo del mayor esfuerzo militar en tiempos de paz hasta el momento.

El comandante del Mando de Operaciones (CMOPS), teniente general Francisco Braco, ha reseñado las numerosas actividades que han llevado a cabo los militares, primero con ‘Balmis’ y ahora con ‘Baluarte’, que se puso en marcha en septiembre de 2020 y ha ampliado los cometidos del Ejército con el rastreo de los contactos y variantes del virus; la distribución y citas de las vacunas y la protección de redes informáticas.

“Esta pandemia, sin buscarlo ni desearlo, ha mostrado a la sociedad que tiene unas Fuerzas Armadas para lo que haga falta, cuando haga falta y donde haga falta”, ha subrayado el general, asegurando que “no hemos dejado de atender una sola petición de apoyo a las autoridades”.

La ‘Operación Balmis’ estuvo en vigor 98 días, durante los cuales casi 190.000 militares realizaron más de 20.000 intervenciones, más de la mitad en desinfecciones en residencias, hospitales o infraestructuras, en un total de 2.303 poblaciones de la geografía española.

“Nos sentimos orgullosos de haber contribuido a salvar vidas y a mejorar el bienestar de nuestros compatriotas”, ha finalizado el comandante del Mando de Operaciones, resaltando que el compañerismo, “que es no dejar a nadie atrás”, el espíritu de sacrificio y la excelencia profesional “deben servir de guía para fomentar y exigir el exacto cumplimiento del deber, inspirado en el amor a España, el honor, la disciplina y el valor”.

En la ceremonia, que ha seguido los estrictos protocolos de las medidas anti-COVID, han participado autoridades civiles y militares, entre ellos el jefe de Estado Mayor de la Defensa, el almirante general Teodoro López Calderón; la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; la directora del CNI, Paz Esteban; la subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, así como los jefes de Estado Mayor del Ejército y de la Armada.

MEDALLAS BALMIS

La ministra, la secretaria de Estado y el JEMAD han procedido finalmente a la imposición de la Medalla Balmis a 24 militares y civiles pertenecientes a los Ejércitos, Armada, UME, MOPS, Guardia Real e Inspección General de Sanidad.

En representación de los galardonados, el capitán de navío José Mª Martín Dapena ha agradecido la distinción y ha remarcado que “(la medalla), al mismo tiempo que debe llenarnos de orgullo, debe ser un recordatorio permanente del alto nivel de compromiso eficacia, ejemplaridad y sentido del deber que nos demandan España y los españoles”.

Con su actuación en la lucha contra la pandemia, las Fuerzas Armadas han escrito una página de la historia de España, que ha supuesto un enorme despliegue y esfuerzo ampliamente recogido por los medios de comunicación y las redes sociales con el que los ciudadanos han podido conocer y valorar más a sus ejércitos.