Imprimir esta página

El Director de Cáritas Castrense, nuevo Presidente de Cáritas Española

Con gran alegría y satisfacción hemos recibido en el Arzobispado Castrense y en Cáritas Castrense la confianza que la Conferencia Episcopal Española ha depositado en el que hasta ahora ha sido el director de nuestra Cáritas diocesana, D. Manuel Bretón.

Es para todos nosotros un orgullo, a la vez que nos sirve de acicate para continuar en la labor emprendida por nuestro Arzobispo, D. Juan, desde hace cuatro años, contando con la inestimable dirección de D. Manuel en la tarea de organizar y hacer visible la dimensión caritativa de nuestra comunidad castrense a través de la creación de Cáritas en nuestra Iglesia particular.

Aunque para nosotros supone prescindir de él, conocemos los nuevos retos y responsabilidades a los que tendrá que hacer frente a partir de ahora en su nuevo cargo de servicio a la Iglesia y consideramos que es también un servicio que a través de él presta a la Iglesia de España nuestra Iglesia Castrense.

El Teniente General Bretón en estos pocos años ha sabido rodearse de un gran equipo de voluntarios y junto a ellos ha puesto las bases y consolidado Cáritas Castrense, sabiendo ilusionar e implicar en ella a los capellanes, fieles y voluntarios de nuestro Arzobispado con el objetivo siempre claro de servir a los más pobres.

Tan solo hace cuatro años comenzaba a caminar Caritas Castrense. Nos reuníamos en un despacho de la parroquia castrense de Santa María de la Dehesa en Cuatro Vientos cuatro personas, entre ellos D. Manuel. Después de cuatro años son ya 21 las Cáritas parroquiales constituidas y un gran número de voluntarios que ayudan con generosidad y entrega en las labores, proyectos y acciones que se están realizando dentro de los objetivos marcados: “ayudar a los que más lo necesitan en el ámbito castrense, colaborar y actuar ante la pobreza que nuestras tropas se encuentran cuando desempeñan misiones en el exterior, colaborar con otras Cáritas diocesanas y organizaciones desde la corresponsabilidad fraterna”.

Desde aquí felicitar al nuevo presidente de Cáritas España y desearle lo mejor en su nueva misión haciéndole saber que siempre contará con nuestra colaboración, disponibilidad y, como dicen los militares, lealtad, pero sobre todo con nuestra oración.

Agradecer al que hasta ahora ha sido presidente de Cáritas España todo su trabajo y buen hacer al frente de la institución y sobre todo la ayuda, ánimo y aliento que desde un principio ha prestado a nuestra joven Cáritas Castrense.

Del mismo modo nuestro agradecimiento a la Conferencia Episcopal Española por confiar en el que hasta ahora ha sido nuestro director, que estamos seguros y confiados en que será un digno sucesor de D. Rafael y un fiel hijo de la Iglesia y de los pobres

Francisco José Bravo Castrillo
Delegado de Cáritas Castrense