900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Para defender la vida de la tramitación de la nueva Ley Orgánica de la regulación de la eutanasia, la Conferencia Episcopal ha publicado el pasado 11 de diciembre una nota con el título: "LA VIDA ES UN DON, LA EUTANASIA UN FRACASO".

Resalta la necesidad de cuidar, acompañar, curar si es posible, y siempre mitigar el dolor físico y moral de los enfermos; pero nunca provocar la muerte.

La Congregación para la Doctrina de la fe, ya publicó la carta: “samaritanus bonus”, sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida. Y el documento: “sembradores de esperanza. Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de la vida”. Estos textos explican la importancia que tiene esta necesidad de estos cuidados al que sufre. Unos cuidados que deben ser integrales, sin dejar al lado los necesarios cuidados paliativos para mitigar el dolor.

La Conferencia Episcopal rechaza el “atajo” de la muerte provocada, ante la situación grave de la actual pandemia, agradeciendo el trabajo que están prestando los sanitarios. Estos cuidados integrales que necesita todo enfermo, constituyen la verdadera compasión.

También nos pone alerta, ante un sentimiento momentáneo por parte del enfermo de carga para la familia y para la sociedad, incitar a la muerte a los más débiles o a los más pobres, que no pueden pagar estos cuidados integrales, que el Estado quiere ahorrarse, al aprobar este tipo de leyes, con la excusa de un supuesto derecho al suicidio asistido. En unión con el Papa, los Obispos nos animan a “no abandonar nunca a los que sufren, no rendirse nunca, sino cuidar y amar para dar esperanza”.

Ante los que tienen responsabilidades, piden actuar en conciencia, según verdad y justicia.

Y a todos nos convocan a una jornada de ayuno y oración este miércoles 16 de diciembre, para pedir al Señor que inspire leyes que respeten y promuevan el cuidado de la vida humana.

Jesús Romero Jarabo, delegado episcopal de familia y vida

 

D. Juan del Río Martín, Arzobispo Castrense, asistió el pasado sábado en la Catedral de la Almudena a la sesión de apertura de los procesos de beatificación y canonización que presidió el Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro.

En el proceso de beatificación y canonización están incluidos los capellanes castrenses D. Francisco Borrego Esteban y D. Maximiano González Bustos, ambos reposan en el cementerio de los mártires de Paracuellos del Jarama.

D. Francisco Borrego Esteban, era capellán de la Armada retirado. Nació en Aldeanueva de Figueroa (Salamanca) el 23 de septiembre de 1884 y murió el 8 de noviembre de 1936.

D. Maximiano González Bustos nació el 3 de octubre de 1886 en Villarrubio (Cuenca) era capellán castrense retirado, adscrito a Jesús de Medinaceli y murió el 9 de noviembre de 1.936.

El proceso diocesano de canonización por martirio de los 140 siervos de Dios, es promovido por la archidiócesis de Madrid, la diócesis de Getafe, la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), la Acción Católica de Madrid y la Acción Católica de Getafe.

En el acto se produjo el juramento de los miembros del tribunal y del postulador para los procedimientos instructorios diocesanos de la vida, el martirio y la fama de martirio de los incluidos en el proceso.

En el día de hoy, el Señor Arzobispo ha presidido la celebración de la Santa Misa en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas.

En este domingo III de Adviento, celebramos la alegría de la pronta venida del Señor en carne mortal, hecho hombre en el humilde portal de Belén. En esta alegría, se suaviza el color morado hasta convertirse en rosa, significando el centro del tiempo de Adviento y partiendo desde hoy a la recta final del camino hacia Belén.
 
Por todo ello, la alegría que significa la venida del Señor en medio de nosotros, no puede ser arrebatada ni siquiera por la presente pandemia, ni por las restricciones propias para encarar las fiestas navideñas, sino que ese gozo de tener al mismo Señor morando entre nosotros, es motivo de no ser turbados por las vicisitudes del momento.

Así, si San Pablo nos anima a orar y dar gracias a Dios, es porque eso precisamente es algo que nos debe llenar de gozo y paz interior, sin tener en cuenta todo lo accesorio.
 
En definitiva, dejemos al Señor llegar a nuestra vida, a que sea el Esposo de su Iglesia, a que disminuyamos mientras Él crece, tal y como hizo san Juan Bautista, y tal y como debemos nosotros de tomar como ejemplo.
Al termino de la celebración, ha tomado posesión el nuevo Hermano Mayor y Junta de Gobierno de la Congregación del Santisimo Cristo de la Fe Cristo de los Alabarderos, y María Inmaculada Reina de los Ángeles.
Pedimos al Señor y a su Santísima Madre, que les ayude en su cometido.
 
Escucha la Homilía
 

 

Algunos Momentos

  • 20201213_125953
  • 20201213_130411
  • 20201213_130444
  • 20201213_132453

El Arzobispado Castrense de España acaba de publicar un libro, que bajo el título “Reflexiones en Twitter 2.0”, recoge una selección de 280 mensajes que D. Juan del Río Martín ha publicado durante los últimos meses.

La publicación es de pequeño formato para facilitar su manejo y transporte, tiene una extensión de 155 páginas y contiene un índice temático. Este libro tiene como precedente el publicado a finales de 2018 con las mismas características.

La obra ofrece una recopilación de 280 mensajes que el Arzobispo Castrense, D. Juan del Río Martín, ha publicado diariamente en la red social tratando sobre diversidad de cuestiones de actualidad, pastorales, institucionales o de pensamiento. Está edición contiene, además, una parte importante dedicada a la pandemia del COVID-19 y sus consecuencias.

Como escribe D. Juan del Río en su introducción “El libro de bolsillo “Reflexiones en twitter 2.0” se adapta en su segunda versión a los tiempos calamitosos que hemos estado viviendo. Las redes sociales, se han convertido durante el confinamiento y la gradual desescalada, en el medio privilegiado para informarnos, comunicarnos con nuestros amigos y familiares, ver conciertos online, realizar entrenamientos en directo, mantener reuniones de trabajo, asistir a misas en streaming y predicaciones online…”

D. Juan también explica que “estos tweets que compartimos con vosotros quieren facilitar la información de sentimientos, emociones, valores, pensamientos sobre la vida y la muerte, comentarios sociales y culturales del momento, …”

DESCARGALO AQUI

 

El Arzobispo Castrense preside la celebración religiosa de Nuestra Señora de Loreto, Patrona del Ejército del Aire, en la capilla de Cuartel General, con la asistencia y las oportunas medidas de seguridad vigentes para este tiempo de pandemia, de un importante grupo de Damas de Loreto, Generales, Oficiales, Suboficiales y Personal de Tropa y familiares. Una celebración especial en el centenario de la declaración de su patronazgo sobre todos los aviadores. En un año santo que el Santo Padre, con motivo de la pandemia ha prolongado hasta el 10 de diciembre de 2021.

El Señor Arzobispo ha centrado su reflexión en la homilía en la vinculación entre la devoción a Nuestra Señora de Loreto y el concepto de hogar cristiano.

En palabras del Señor Arzobispo: la advocación de nuestra patrona, "es baluarte de salud y de victoria", Ésta advocación a la madre de Dios hunde sus raíces en el siglo XIII, según la Tradición el 10 de diciembre de 1291, la casa donde recibió la Anunciación María y dónde vivió la Sagrada Familia en Nazaret fue trasladada misteriosamente, primero a Croacia y a Italia después. Donde la fe y la devoción de los hombres y mujeres de aquél tiempo y los que les sucedieron fueron edificando un santuario alrededor de la construcción de albañilería adosada a la gruta de Nazaret.

Concluyendo la celebración con el canto de la Salve Aviadora, para posteriormente iniciar la parada militar.

Escucha la Homilía

 

El pasado miércoles día 2 de diciembre, el Regimiento de Artillería nº93, situado en los Rodeos, Tenerife, ha celebrado una Eucaristía en honor de su patrona, Santa Bárbara, como preparación para la gran fiesta del día 4. En años anteriores la unidad siempre ha celebrado un triduo en su honor, pero como medida de protección sanitaria se ha preferido que fuera una celebración en vez de tres. Esta tuvo lugar en el Real Santuario del Santísimo Cristo de la Laguna y fue llevada por nuestro páter castrense Marcos J. Albertos. En su homilía, nuestro páter nos transmitió que debemos remar todos unidos en estos momentos difíciles fomentando el perdón. El páter también nos transmitió la gran veneración que siente la población lagunera por la Santa, y nos contó que un feligrés, horas antes de la misa, entró en el Santuario para rezar, y al ver que Santa Bárbara se encontraba a los pies del Altar, rápidamente salió y compró un gran ramo de flores como ofrenda. Como vemos nuestra patrona es grande.

A la Eucaristía asistieron los miembros de la Artillería pertenecientes al RACA 93, encabezados por el Coronel jefe de la unidad, Don Juan José Llorente Botas, alguna asociadas de las Señoras de Santa Bárbara, miembros de la Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna y algunos personas muy vinculadas con la unidad y que forman parte de la familia artillera de la isla de Tenerife. La parte musical de la Eucaristía fue llevada por el organista Don Carlos Ule y por la vocalista Doña Noemí Liberal Hernández, miembro del Batallón de Helicópteros VI.

  • IMG_20201202_184219
  • IMG_20201202_190247
  • IMG_20201202_190628
  • IMG_20201202_190716
  • IMG_20201202_190908
  • IMG_20201202_195805
  • Portada

En el día de hoy, el Arzobispado Castrense ha celebrado la festividad de la Inmaculada Concepcion, Patrona de la Infantería Española y de los Capellanes Castrenses.

De igual manera, por instancia de la Conferencia Episcopal Española, hemos celebrado la jornada del Seminario ya que por la presente pandemia, no pudo celebrarse en la festividad de San José, en el mes de marzo como es habitual.

Segundo Domingo de Adviento

La celebración del II Domingo de Adviento ha sido presidida por el Señor Arzobispo Castrense, acompañado del Secretario General de la diócesis y el Rector del Seminario.

En la homilía, el Señor Arzobispo ha subrayado que en este tiempo de Adviento, tenemos que llenarlo del sentido de Dios; que lo escabroso tiene que ser limpiado del hombre, para que el egoísmo no triunfe.
Dios aparece con la ternura de un pastor, un Dios cercano que nos promete el profeta Isaías, aunque esta promesa fue superada por el Emmanuel, el Dios con nosotros.

El Arzobispo Castrense ha celebrado este pasado lunes el cierre del triduo a la Inmaculada, junto al Secretario General de la diócesis, el Rector del Seminario y el Director Espiritual del Seminario junto a los seminaristas, con la asistencia de las Damas de la Inmaculada y personal militar.

El Señor Arzobispo ha iniciado sus palabras en la homilía diciendo que en "esta tarde fría (...) la esencia de la fe cristiana es que aquel que habitaba en el seno del Padre tomó la condición de siervo, en el seno de María".

Desde la base de las lecturas que se han proclamado, el Arzobispo ha subrayado que Dios hace posible lo imposible, tal como se ha proclamado en el Evangelio. Por ello, en palabras del Arzobispo: "una vez lo divino toca lo humano, lo humano queda purificado, por tanto necesariamente María quedó purificada, por la lógica de la encarnación del Verbo". Ha terminado la ceremonia con el canto de la Salve y la bendición a todos los asistentes.

Escucha la Homila

 

Algunos momentos

  • Principal
  • WhatsApp Image 2020-12-07 at 22.50.59
  • WhatsApp Image 2020-12-07 at 22.51.00 (1)
  • WhatsApp Image 2020-12-07 at 22.51.00
  • WhatsApp Image 2020-12-07 at 22.51.01 (1)
  • WhatsApp Image 2020-12-07 at 22.51.01

Fallecimiento del Padre Isidoro

Lamentamos comunicarles que en el dia de ayer ha fallecido el Padre Isidoro a los 98 años de edad habiendo escuchado como manda la tradición dominica la Salve y la antífona “Oh admirable esperanza” cantada por la comunidad que le acogía en La Virgen del Camino (León). Isidoro Morales Vélez, Capellán de Primera del Ejército del Aire, tras su retiro en 1987 permaneció como confesor del seminario castrense San Juan Pablo II.

Su cuerpo será incinerado y sus cenizas depositadas en su pueblo natal de Toledo junto a sus padres. Mientras tanto serán custodiadas reverencialmente en la Comunidad de Padres Dominicos sel Convento de Santo Tomas de Aquino, Parroquia del Cristo del Olivar, donde después del tiempo de Navidad se celebrará el solemne funeral por el eterno descanso de su alma. El Arzobispo Castrense ha ofrecido la eucaristía por su eterno descanso ya en el día de hoy. Rogamos eleven oraciones y sufragios por el eterno descanso de su alma.

Página 3 de 158
Volver