free joomla extensions

        

 900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

El pasado día 22 de mayo, 10 jóvenes miembros de la comunidad militar española en Nápoles recibieron el sacramento de la Confirmación. La ceremonia fue presidida por el Ilmo. Sr. D. Francisco Javier de la Vega Fernández, Vicario Episcopal del Ministerio de Defensa.

Queridos hermanos y hermanas, ¡feliz domingo!

En el Evangelio de la Liturgia de hoy, Jesús, despidiéndose de sus discípulos durante la última cena, dice, casi como en una especie de testamento: «Les dejo la paz». Y enseguida añade: «Les doy mi paz» (Jn 14,27). Detengámonos en estas breves frases.

El pasado dìa 24 de Mayo Monseñor Juan Antonio Aznàrez,Arzobispo Castrense de España, estuvo por primera vez en nuestra ciudad.

Durante su estancia en Melilla, mantuvo diversas reuniones con las diferentes instituciones que comprende la Comunidad Castrense de nuestra ciudad.

Una vez concluida la campaña de recogida de alimentos que ha organizado el páter Marcos J. Albertos para el comedor social de las Voluntarias de la Caridad “San Vicente de Paul” del barrio de San Pio X, el pasado lunes 16 de mayo se trasladaron todos los alimentos donados. Esta asociación lleva desde hace treinta y siete años ayudando a cerca de 300 familias pertenecientes a esta zona de la capital tinerfeña, que se encuentran en una situación de precariedad económica.

Misa en el Campo de Maniobras de San Gregorio

En estos días se está desarrollando, en el campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza), el ejercicio GAMMA I/22 por parte de la Brigada “Extremadura” XI. Por dicho, el capellán destinado en el Cuartel General de la brigada, se ha trasladado hasta el lugar para ofrecer la asistencia religiosa a los hombres y mujeres allí movilizados desde Extremadura y la provincia de Guipúzcoa (Tercio Viejo de Sicilia).

El pasado martes 10 de mayo la Guardia Civil ha celebrado los actos de conmemoración del 178 aniversario de la fundación del Cuerpo en su Comandancia de Santa Cruz de Tenerife.

La celebración comenzó a las once y media con un acto militar, presidido por el General jefe de la Zona de Canarias, Juan Miguel Arribas Revuelto, quien aprovecharía este acto para despedirse, ya que al día siguiente tendría lugar su pase a la reserva.

El pasado 6 de mayo el Señor Arzobispo Castrense de España D. Juan Antonio Aznares Cobos visitó el ESPEMI Establecimiento Penitenciario Militar. Visita que fue recibida con gran alegría tanto por los internos y el personal que trabaja en este lugar. La visita estuvo presidida por la acogida y saludo de los jefes de área al Arzobispo en los que se encontraba el Subdirector General de Administración Periférica el Coronel Jesús Ángel García Lidón; el Director del ESPEMI Coronel Angel Yagüe Antolín; el Jefe de la Plana Mayor el Teniente Coronel Antonio Martínez; el Teniente Coronel médico; el Comandante Jefe de área de interior; el comandante Jefe del Área Logística, el Capitán Psicólogo; el Pater Juan Carlos Pinto Capellán de la Prisión Militar, asimismo, acompañaba al señor Arzobispo el Vicario Episcopal de Defensa D. Francisco Javier de la Vega.

Sacramentos en la Parroquia Castrense San Sebastián

El pasado miércoles 11 de mayo el Ilmo. Sr. Vicario Episcopal de la Guardia Civil, D. Víctor Jesús Hernández, presidió una celebración Eucarística durante la cual administró los Sacramentos de la Iniciación Cristiana a una catecúmena soldado del Regimiento de Infantería Ligera "Tercio Viejo de Sicilia" nº 67. Así mismo, confirió el sacramento de la confirmación tanto a tres miembros de dicho Regimiento como a dos familiares de miembros de la Guardia Civil de Guipúzcoa. Concelebraron la Eucaristía el Pater José María Goyarrola, destinado en dicha unidad, y D. Iñaki Benito sacerdote diocesano y amigo de la comandancia. Estuvieron presentes en dicha celebración el Ilmo. Sr. Coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Guipúzcoa, el Ilmo. Sr. Coronel Subdelegado de Defensa, el Ilmo. Sr. Coronel del Regimiento "Tercio Viejo de Sicilia" y el Teniente Coronel de la Comandancia que junto a guardias, militares y familiares no quisieron dejar de acompañar a la catecúmena y confirmandos en esta especial celebración.

Queridos hermanos y hermanas:

Antes de concluir esta Celebración Eucarística, deseo saludarlos y darles las gracias a todos: a mis hermanos cardenales, a los obispos, a los sacerdotes, a los religiosos y religiosas, especialmente a los que pertenecen a las familias espirituales de los nuevos santos, y a todos ustedes, pueblo fiel de Dios, reunidos aquí desde tantas partes del mundo.

Saludo a las Delegaciones oficiales de varios países, especialmente al Presidente de la República Italiana. Es bueno ver que, con su testimonio evangélico, estos santos han favorecido el crecimiento espiritual y social de sus respectivas naciones y también de toda la familia humana. Mientras, lamentablemente, en el mundo crecen las distancias y aumentan las tensiones y las guerras, que los nuevos santos inspiren soluciones de unión, caminos de diálogo, especialmente en los corazones y las mentes de quienes ocupan puestos de gran responsabilidad y están llamados a ser protagonistas de la paz y no de la guerra.

Los saludo a todos, queridos peregrinos, así como a los que han seguido esta misa a través de los medios de comunicación.

Y ahora nos dirigimos a la Virgen María para que nos ayude a imitar con alegría el ejemplo de los nuevos santos.

[Multimedia]

¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días!

El Evangelio de la Liturgia de hoy nos habla del vínculo que hay entre el Señor y cada uno de nosotros (cfr. Jn 10,27-30). Para hacerlo, Jesús utiliza una imagen tierna, una imagen hermosa, la del pastor que está con las ovejas. Y la explica con tres verbos: «Mis ovejas —dice Jesús— escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen» (v. 27). Tres verbos: escuchar, conocer, seguir. Veamos estos tres verbos.

En primer lugar las ovejas escuchan la voz del pastor. La iniciativa viene siempre del Señor; todo parte de su gracia: es Él que nos llama a la comunión con Él. Pero esta comunión nace si nosotros nos abrimos a la escucha; si permanecemos sordos no nos puede dar esta comunión. Abrirse a la escucha porque escuchar significa disponibilidad, significa docilidad, significa tiempo dedicado al diálogo. Hoy estamos abrumados por las palabras y por la prisa de tener que decir o hacer algo siempre; es más, cuántas veces dos personas están hablando y una no espera que la otra termine el pensamiento, la corta a mitad de camino, responde… Pero si no la deja hablar, no hay escucha. Este es un mal de nuestro tiempo. Hoy estamos abrumados por las palabras, por la prisa de tener que decir siempre algo, tenemos miedo del silencio. ¡Cuánto cuesta escucharse! ¡Escucharse hasta el final, dejar que el otro se exprese, escucharse en familia, escucharse en la escuela, escucharse en el trabajo, e incluso en la Iglesia! Pero para el Señor sobre todo es necesario escuchar. Él es la Palabra del Padre y el cristiano es hijo de la escucha, llamado a vivir con la Palabra de Dios al alcance de la mano. Preguntémonos hoy si somos hijos de la escucha, si encontramos tiempo para la Palabra de Dios, si damos espacio y atención a los hermanos y a las hermanas. Si sabemos escuchar hasta que el otro se pueda expresar hasta el final, sin cortar su discurso. Quien escucha a los otros sabe escuchar también al Señor, y viceversa. Y experimenta una cosa muy bonita, es decir que el Señor mismo escucha: nos escucha cuando le rezamos, cuando confiamos en Él, cuando le invocamos.

Escuchar a Jesús se convierte así en el camino para descubrir que Él nos conoce. Este es el segundo verbo, que se refiere al buen pastor:  Él conoce a sus ovejas. Pero esto no significa solo que sabe muchas cosas sobre nosotros: conocer en sentido bíblico quiere decir también amar. Quiere decir que el Señor, mientras “nos lee dentro”, nos quiere, no nos condena. Si le escuchamos, descubrimos esto, que el Señor nos ama. El camino para descubrir el amor del Señor es escucharlo. Entonces la relación con Él ya no será impersonal, fría o de fachada. Jesús busca una cálida amistad, una confidencia, una intimidad. Quiere donarnos un conocimiento nuevo y maravilloso: el de sabernos siempre amados por Él y por tanto nunca dejados solos a nosotros mismos. Estando con el buen pastor se vive la experiencia de la que habla el Salmo: «Aunque pase por valle tenebroso, ningún mal temeré, porque tú vas conmigo» (Sal 23,4). Sobre todo en los sufrimientos, en las fatigas, en las crisis que son la oscuridad: Él nos sostiene atravesándolas con nosotros. Y así, precisamente en las situaciones difíciles, podemos descubrir que somos conocidos y amados por el Señor. Preguntémonos entonces: ¿yo me dejo conocer por el Señor? ¿Le hago espacio en mi vida, le llevo eso que vivo? Y, después de muchas veces en las que he experimentado su cercanía, su compasión, su ternura, ¿qué idea tengo yo del Señor? El Señor es cercano, el Señor es buen pastor.  

Finalmente, el tercer verbo. Las ovejas que escuchan y saben que son conocidas siguen: escuchan, se sienten conocidas por el Señor y siguen al Señor, que es su pastor. Y quien sigue a Cristo, ¿qué hace? Va donde va Él, por el mismo camino, en la misma dirección. Va a buscar a quien está perdido (cfr. Lc 15,4), se interesa por quien está lejos, se toma en serio las situaciones de quien sufre, sabe llorar con quien llora, tiende la mano al prójimo, se lo carga sobre los hombros. ¿Y yo? ¿Me dejo solo amar por Jesús y del dejarse amar paso a amarlo, a imitarlo? Que la Virgen Santa nos ayude a escuchar a Cristo, a conocerlo cada vez más y a seguirlo en el camino del servicio. Escuchar, conocerlo y seguirlo.

___________________________________________

Después del Regina Caeli

Queridos hermanos y hermanas:

Ayer en San Ramón (Perú) fue beatificada María Agustina Rivas López, llamada Aguchita, religiosa de la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, asesinada por odio a la fe en 1990. Esta heroica misionera, incluso sabiendo que arriesgaba la vida, permaneció siempre cerca de los pobres, especialmente de las mujeres indígenas y campesinas, testimoniando el Evangelio de la justicia y de la paz. Que su ejemplo pueda suscitar en todos el deseo de servir a Cristo con fidelidad y valentía. Un aplauso a la nueva Beata.

Se celebra hoy la Jornada mundial de oración por las vocaciones, que tiene por tema «Llamados a edificar la familia humana». En cada continente, las comunidades cristianas invocan al Señor el don de las vocaciones al sacerdocio, a la vida consagrada, a la elección misionera y al matrimonio. Esta es la jornada en la que sentirnos todos, en cuanto bautizados, llamados a seguir a Jesús, a decirle sí, a imitarlo para descubrir la alegría de dar la vida, de servir con alegría e impulso el Evangelio. En este contexto, deseo formular mis felicitaciones a los nuevos presbíteros de la diócesis de Roma, que han sido ordenados esta mañana en la Basílica de San Juan de Letrán.

Precisamente a esta ahora muchos fieles se reúnen en torno a la venerada imagen de María en el Santuario de Pompeya, para dirigirle la Súplica que brota del corazón del Beato Bartolo Longo. Espiritualmente arrodillado delante de la Virgen, le encomiendo el ardiente deseo de paz de tantas poblaciones que en distintas partes del mundo sufren la insensata desgracia de la guerra. A la Virgen Santa presento en particular los sufrimientos y las lágrimas del pueblo ucraniano. Frente a la locura de la guerra, sigamos, por favor, rezando cada día el Rosario por la paz. Y recemos por los responsables de las Naciones, para que no pierdan “el olfato de la gente”, que quiere la paz y sabe bien que las armas no la traen, nunca.

Recemos también por las víctimas de la explosión ocurrida en un gran hotel de la capital de Cuba, La Habana. Que Cristo Resucitado les guíe a la casa del Padre y done consuelo a los familiares.

Os saludo a todos vosotros, romanos y peregrinos de Italia y de muchos países. En particular, saludo a los fieles de Estado Unidos de América, de Polonia y de la diócesis de Nantes (Francia). Saludo a la Familia Pasionista, que celebra el Jubileo del tercer centenario de fundación; a los enfermos de fibromialgia, que deseo reciban la asistencia necesaria; como también a los fieles de Nápoles, Pomigliano d’Arco, Reggio Calabria y Foggia, los jóvenes de la confirmación de Zogno (Bérgamo) y los de San Fernando, en Roma. Un saludo especial al grupo de refugiados ucranianos y a las familias que les hospedan en Macchie, Perugia. Saludo también a los responsables de la Comunidad de San Egidio de América Latina.

Hoy, en muchos países, se celebra el Día de la Madre. Recordamos con afecto a nuestras madres —un aplauso a las madres—, también a las que no están ya con nosotros aquí, pero viven en nuestros corazones. Para todas las madres es nuestra oración, nuestro afecto, nuestra felicitación.

¡Buen domingo a todos! Por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Buen almuerzo y hasta pronto.

[Multimedia]

Página 7 de 188

Más Noticias

Roma

Capellanes Santos y Ejemplares

 CALENDARIO PASTORAL 2021-2022

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Cabecera DOMUND copia

Cartel Fondo de contingencia Covid 19 4 b

Acceso

Bienvenidos

Interes

  • 1

Noticias del Papa Francisco

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
Volver
facebook_page_plugin