900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Biografía

Formación y labor sacerdotal

Nació el 13 de enero de 1947 en FrandovínezBurgos,3​ en el seno de una familia de escasos recursos. Sus padres vivían en Amurrio. Su padre trabajaba en la Renfe, realizando labores relacionadas con la construcción de las estructuras de los vagones de tren, mientras que su madre vendía quesos. Antes de su nacimiento, sus padres emigraron a Frandovínez, junto con su hija, la hermana mayor de monseñor Pérez.4

Su formación para el sacerdocio comenzó en el seminario Menor San José de Burgos, en donde entró con 11 años. Tras pasar por el Seminario Mayor de Burgos, continuó sus estudios en Roma, en la Pontificia Universidad Santo Tomás, conocida como El Angelicum y en la Universidad de Comillas (Madrid), donde se licenció en Teología dogmática.5

Tras su ordenación sacerdotal el 21 de julio de 1973 en Trento (Italia),3​ su deseo era ir como misionero a Zaire, pero diez días antes de la fecha prevista, una enfermedad que ya estaba latente se lo impidió.6​ En 1980 se traslada a la archidiócesis de Madrid-Alcalá, ejerciendo como vicario parroquial en dos parroquias hasta 1986. Entre 1986 y 1995 fue formador y director espiritual del Seminario Conciliar de Madrid, del Seminario de Nuestra Señora de los Apóstoles de Getafe y del Colegio Sacerdotal Castrense Juan Pablo II de Madrid.7

Obispo

El 16 de diciembre de 1995 fue nombrado de obispo de Osma-Soria, recibiendo la ordenación episcopal en la Basílica de San Pedro por Juan Pablo II el 6 de enero de 1996. Tomó posesión de la diócesis el 11 de febrero siguiente78​ en la concatedral de San Pedro.9​ En 1997, la diócesis de Osma-Soria organizó una edición de Las Edades del Hombre, que ese año llevaban como lema La Ciudad de los seis pisos.10

El 12 de febrero de 2001, la Conferencia Episcopal lo designa como Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, cargo que desempeñó hasta el año 2006.711

Juan Pablo II le nombró Arzobispo Castrense, tomando posesión el 11 de diciembre de 2003.12​ Tres años y medio después, concretamente el 31 de julio de 2007, se hacía público su nombramiento como arzobispo de Pamplona-Tudela,13​ tomando posesión en la catedral de Pamplona el 30 de septiembre de 2007.9​ El 29 de junio de 2008Benedicto XVI le impuso el palio arzobispal en la solemnidad de San Pedro y San Pablo junto con los otros 37 arzobispos nombrados en ese año (más otros dos que no pudieron asistir).147

En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de las Comisiones Episcopales del Clero, siendo miembro del Comité del Diaconado Permanente, y de Seminarios y Universidades entre 1996 y 1999.1516​ De 1999 a 2011 fue miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación con las Iglesias, volviendo a ser miembro en 2014.17​ Fue miembro del Comité Ejecutivo el 1 de marzo de 2011 durante la XCVII Asamblea Plenaria,9​ hasta marzo de 2014.18​En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal para las Misiones y Cooperación con las Iglesias desde marzo de 2020. Era presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, desde marzo de 2017. Es además miembro de la Comisión Permanente.

Biografía

Cursó estudios de filosofía en la Universidad Pontificia de Salamanca y de teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Sacerdote

Fue ordenado sacerdote el 27 de junio de 1954 en Madrid por el entonces patriarca-obispo Leopoldo Eijo y Garay. Se diplomó en Pastoral Catequética por el Instituto Católico de París (1956). Fue elegido en 1971 consultor de la Congregación para el Clero.

Obispo y arzobispo

Fue nombrado obispo auxiliar de Madrid, siendo consagrado el 15 de octubre de 1972 por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, asignándosele la sede titular de Tisili. Ejerció durante once años como rector del Seminario Conciliar de Madrid, encargado de la pastoral universitaria, vicario general para el Sur (actual diócesis de Getafe) y del corredor de Guadalajara (actual diócesis de Alcalá de Henares). Fue secretario del IV Sínodo de los Obispos (Roma1977). En 1978 pasó a ser miembro de la Congregación para el Clero.

El 30 de julio de 1983 fue nombrado por bula pontificia vicario general castrense y arzobispo titular de Velebusdus. Miembro del Consejo de Obispos Castrenses, organismo de la Congregación para los Obispos, desde 1984 hasta 1997. En 1989 fue trasladado a la sede titular de Itálica, renunciando a ella en 1998. En 1986 cambió el régimen jurídico de los vicariatos castrenses, pasando a ser el primer arzobispo castrense de España. Desde este cargo, fue especialmente crítico con los atentados a guardias civiles y militares, así como con la labor pastoral del clero vasco y el silencio del clero español ante este asunto.3

Fue miembro de la comisión de seis obispos que redactó el Catecismo de la Iglesia católica siendo el responsable de la versión y de la edición de este catecismo en lengua española. Fue redactor principal del directorio general de la Santa Sede para la catequesis y encargado por la misma de la versión y edición española del Compendio del Catecismo de la Iglesia católica. Nombrado padre sinodal por designación directa del papa en el Sínodo de Obispos para Europa (1991). Elegido miembro, por segunda vez, del Consejo de Obispos Castrenses en 2003 para un quinquenio.

El 30 de octubre de 2003 fue aceptada su renuncia por motivos de edad, siendo sucedido por Francisco Pérez González. Pasó a asistir religiosamente a los militares veteranos como consiliario de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil. Asimismo, fue hasta el año 2013, Gran Prior de la Lugartenencia de Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén para España Occidental.

Toda su biblioteca personal fue donada a la Facultad de Teología de San Dámaso en 2010.4

Cardenal

El papa Benedicto XVI lo elevó a la dignidad cardenalicia durante el consistorio del 20 de noviembre de 2010, junto con otros veinticuatro cardenales, de las cuales, cuatro (junto con él) serían no electores al superar la edad de ochenta años.5​ Se le asignó el titulus de cardenal presbítero de San Gabriel Arcángel en Acqua Traversa.6

Cargos en la Conferencia Episcopal Española

Fue miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe en los periodos (1975-1981; 1993-1996 y 2002-2005),7​ de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (1981-1987)8​ y de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada (1975-1978).9

Estuvo vinculado especialmente al tema de la enseñanza y la catequesis siendo presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis (1981-1998). Fue miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (1975-1981), pasando a ser vicepresidente (1981-2002) y desde ese año hasta su muerte permaneció como miembro.10

Misa exequial

El obispo castrense, Juan del Río Martín presidió la misa exequial en la catedral castrense, el 23 de julio. Además de los cardenales Ricardo BlázquezCarlos OsoroJuan José OmellaCarlos AmigoAquilino Bocos MerinoLuis Martínez Sistach y Antonio María Rouco Varela, asistió el rey Felipe VI y los jefes de los tres ejércitos. Se recordó su papel al frente del obispado castrense y como capellán de la Casa Real.11​ Fue sepultado en la propia catedral castrense.12

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha presidido hoy la jura del cargo de monseñor Juan Antonio Aznárez como nuevo arzobispo castrense de España, a quien ha dado la bienvenida a la “gran familia de las Fuerzas Armadas” durante un acto celebrado en la sede del ministerio en Madrid

En el acto de presentación y nombramiento como máximo representante de la Iglesia en la estructura del Ministerio de Defensa, estuvieron presentes también el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, Teodoro López Calderón y la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro.

El 27 de diciembre, se adelantaron por parte de los Reyes Magos 275 juguetes para la tradicional celebración de la Cabalgata en la Base Álvarez de Sotomayor (Viator-Almería).

Este acontecimiento se celebró en el seno de la Brigada de La Legión gracias a la colaboración del Cáritas Parroquial Castrense "Padre Huidobro" de Almería con la delegación de la Hermandad de Guardias Civiles Auxiliares en Almería.

Durante los días 7, 8 y 9 de enero de 2022 se ha celebrado la Conferencia Internacional Preparatoria de la Encuentro Internacional de Militares por la paz en Paris.

A esta conferencia han asistido las delegaciones de los países del Consejo Internacional en la que se encuentra España. Por razones sanitarias debido a la pandemia la reunión se realizó el día 7 de enero por videoconferencia y el día siguiente de forma presencial y virtual en la que se trataron los aspectos técnicos del desempeño del Encuentro.

"DAR UN POCO, AYUDA MUCHO"

Bajo el lema "DAR UN POCO, AYUDA MUCHO" se ha colaborado con una campaña de ayuda a la parroquia de "San Pablo Apóstol" del barrio de las 500 viviendas de la capital de Almería.

Esta colaboración se ha llevado a cabo desde Caritas Parroquial Castrense "Padre Huidobro" Almería a propuesta del Acuartelamiento "Los Arcos" de Viator (Almería). Se han donado, tanto ropa diversa para los más necesitados, como juguetes varios para que ningún niño se quede sin la ilusión de todo un año.

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

El Evangelio de la Liturgia de hoy nos muestra la escena con la que comienza la vida pública de Jesús: Él, que es el Hijo de Dios y el Mesías, va a las orillas del río Jordán y se hace bautizar por Juan Bautista. Después de casi treinta años vividos en el escondimiento, Jesús no se presenta con algún milagro o subiendo a la cátedra para enseñar. Se pone en la fila con el pueblo que iba a recibir el bautismo de Juan. El himno litúrgico de hoy dice que el pueblo iba a hacerse bautizar con el alma y los pies desnudos, humildemente. Hermosa actitud, con el alma desnuda y los pies desnudos. Y Jesús comparte la suerte de nosotros, los pecadores, desciende hacia nosotros: baja al río como en la historia herida de la humanidad, se sumerge en nuestras aguas para sanarlas y se sumerge con nosotros, entre nosotros. No se eleva por encima de nosotros con el alma desnuda, con los pies desnudos, como el pueblo. No va solo, ni con un grupo de elegidos privilegiados. No: va con el pueblo. Pertenece a aquel pueblo y va con el pueblo ha hacerse bautizar con aquel pueblo humilde.

Detengámonos en un punto importante: en el momento en que Jesús recibe el Bautismo, el texto dice que “estaba orando” (Lc 3, 21). Nos hace bien contemplar esto: Jesús reza. ¿Pero cómo? Él, que es el Señor, el Hijo de Dios, ¿reza como nosotros? Sí, Jesús – lo repiten muchas veces los Evangelios – pasa mucho tiempo en oración: al inicio de cada día, a menudo de noche, antes de tomar decisiones importantes... Su oración es un diálogo, una relación con el Padre. Así, en el Evangelio de hoy podemos ver los “dos momentos” de la vida de Jesús: por una parte, desciende hacia nosotros en las aguas del Jordán; por otra, eleva su mirada y su corazón orando al Padre.

Es una gran enseñanza para nosotros: todos estamos inmersos en los problemas de la vida y en muchas situaciones intrincadas, llamados a afrontar momentos y elecciones difíciles que nos abaten. Pero, si no queremos permanecer aplastados, tenemos necesidad de elevar todo hacia lo alto. Y esto lo hace precisamente la oración, que no es una vía de escape, la oración no es un rito mágico ni una repetición de cantilenas aprendidas de memoria. No. Rezar es el modo de dejar que Dios actúe en nosotros, para captar lo que Él quiere comunicarnos incluso en las situaciones más difíciles, rezar es para tener la fuerza de ir adelante. Mucha gente que siente que no puede más y reza: “Señor, dame la fuerza para ir adelante”. También nosotros, muchas veces lo hemos hecho. La oración nos ayuda porque nos une a Dios, nos abre al encuentro con Él. Sí, la oración es la clave que abre el corazón al Señor. Es dialogar con Dios, es escuchar su Palabra, es adorar: estar en silencio encomendándole lo que vivimos. Y a veces también es gritar con Él como Job, otras veces es desahogarse con Él. Gritar como Job; Él es padre, Él nos comprende bien. Él jamás se enoja con nosotros. Y Jesús reza.

La oración – para usar una bella imagen del Evangelio de hoy – “abre el cielo” (cfr. v. 21). La oración abre el cielo: da oxígeno a la vida, da respiro incluso en medio de las angustias, y hace ver las cosas de modo más amplio. Sobre todo, nos permite tener la misma experiencia de Jesús en el Jordán: nos hace sentir hijos amados del Padre. También a nosotros, cuando rezamos, el Padre dice, como a Jesús en el Evangelio: “Tú eres mi hijo, Tú eres el amado” (cfr. v. 22). Nuestro ser hijos comenzó el día del Bautismo, que nos ha inmerso en Cristo y, miembros del pueblo de Dios, nos ha hecho convertirnos en hijos amados del Padre. ¡No olvidemos la fecha de nuestro Bautismo! Si yo preguntara ahora a cada uno de ustedes: ¿cuál es la fecha de tu Bautismo? Tal vez algunos no lo recuerdan. Esto es algo hermoso: recordar la fecha del Bautismo, porque es nuestro renacimiento, ¡el momento en que hemos sido hijos de Dios con Jesús! Y cuando regresen a casa – si no lo saben – pregúntenle a la mamá, a la tía, a la abuela o a los abuelos: “Pero, ¿cuándo fui bautizado o bautizada?”, y aprender esa fiesta para celebrarla, para agradecer al Señor. Y hoy, en este momento, preguntémonos: ¿cómo va mi oración? ¿Rezo por costumbre, rezo desganado, sólo recitando algunas fórmulas, o mi oración es el encuentro con Dios? Yo, pecador, ¿siempre en el pueblo de Dios, jamás aislado? ¿Cultivo la intimidad con Dios, dialogo con Él, escucho su Palabra? Entre las muchas cosas que hacemos en la jornada, no descuidemos la oración: dediquémosle tiempo, utilicemos breves invocaciones para repetir a menudo, leamos el Evangelio cada día. La oración que abre el cielo.

Y ahora nos dirigimos a la Madre, Virgen orante, que ha hecho de su vida un canto de alabanza a Dios.


Después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas:

He sabido con dolor que hubo víctimas durante las protestas que estallaron en los últimos días en Kazajistán. Rezo por ellas y por sus familias, y deseo que se reencuentre la armonía social lo antes posible mediante la búsqueda del diálogo, de la justicia y del bien común. Encomiendo al pueblo kazajo a la protección de la Virgen, la Reina de la Paz de Oziornoje.

Y saludo cordialmente a todos ustedes, fieles de Roma y peregrinos italianos y de varios países. De modo especial, saludo al grupo de Frattamaggiore, en Nápoles.

Esta mañana, como es costumbre en el Domingo del Bautismo del Señor, he bautizado a algunos niños, hijos de empleados del Vaticano. Ahora deseo extender mi oración y mi bendición a todos los recién nacidos que han recibido o recibirán el Bautismo durante este período. Que el Señor los bendiga y que la Virgen los proteja.

Y a todos ustedes, les encomiendo: aprendan la fecha de su Bautismo. ¿Cuándo fui bautizada? ¿Cuándo fui bautizado? Esto no deben olvidarlo, y recuerden aquel día como un día de fiesta.

Les deseo a todos un buen domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. Buen almuerzo y hasta la vista.

 

[Multimedia]

D. Juan Antonio Aznárez Cobo, nombrado por Su Santidad Arzobispo Castrense de España el 15 de noviembre de 2021, tomo posesión de su cátedra episcopal en la mañana de hoy en el marco de la Misa estacional celebrada en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas.

D. Juan Antonio Aznárez Cobo, después de su toma de posesión celebrada en la mañana de hoy en la Catedral de las Fuerzas Armadas ha nombrado a su Consejo Episcopal en virtud de sus atribuciones.

El Arzobispo Castrense de conformidad con el canon 476 del Código de Derecho Canónico, y a la luz de la Constitución Apostólica “Spirituali Militum Curae”, así como en el artículo 12º de los Estatutos del Arzobispado Castrense y en cumplimiento del canon 477.1, que dice “El Obispo diocesano nombra libremente al Vicario General y al Episcopal y puede removerlos libremente”, ha determinado a las 12.00 horas los siguientes nombramientos.

Celebración de la Inmaculada de los Capellanes

Los Capellanes Castrenses celebran la festividad de su patrona, la Inmaculada Concepción en la Catedral de las Fuerzas Armadas.

El Nuncio Apostólico de su Santidad en España D. Bernardito Cleopas Auza, ha acompañado en la mañana de hoy a los Capellanes Castrenses españoles en la celebración, pospuesta por razones obvias, de la Inmaculada Concepción como su patrona.

Página 1 de 166
Volver