900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Noticia Arzobispado

 

Noticias del Arzobispado Castrense

Los Capellanes castrenses celebran la festividad de su Patrono San Juan de Capistrano

El pasado viernes 20 de octubre, a las 12 horas, se celebró en la Iglesia catedral de las Fuerzas Armadas, la Santa Misa conmemorativa de la festividad de San Juan de Capistrano, patrón de los Capellanes castrenses, que fue oficiada por el Arzobispo castrense de España, Monseñor Don Juan Antonio Aznárez y concelebrada por el Vicario General, los Vicarios Episcopales y por un numeroso grupo de Capellanes castrenses provenientes de diversas Unidades de España.

 

PATRÓN DE CAPELLANES CASTRENSES

Religioso franciscano. Predicador, reformador, incansable apóstol, consultor de pontífices, gran jurista y diplomático.

Nació el 24 de junio de 1386 en Capistrano, Italia.

San Juan de Capistrano es conocido por su papel fundamental en la defensa de la fe y su participación en la Cruzada contra los turcos otomanos en el siglo XV.

Desempeñó un papel fundamental en la organización y liderazgo de esta Cruzada. Viajó por toda Europa, exhortando a los líderes y las personas a unirse en una lucha común contra los invasores turcos. Su elocuencia y pasión inspiraron a muchos a unirse a la causa.

Su participación activa en la Cruzada le llevó a convertirse en capellán y consejero del Ejército húngaro.

Destacó por sus sermones de los que se conservan 17 volúmenes.

Murió el 23 de octubre de 1456 en Ilok, Croacia.

 

ORACION DE SAN JUAN DE CAPISTRANO

Oh glorioso san Juan de Capistrano, hombre de Dios y de la Iglesia,

animador de audaces ejércitos,

nosotros los Capellanes Castrenses

te invocamos con el mismo fervor con el que tú invocabas al Señor

para guiar a nuestros fieles a la plenitud de la vida en Cristo.

Nosotros también, por el sagrado deber hacia Dios y la patria,

estamos llamados a apoyar a las nuevas generaciones

en la búsqueda y defensa de los valores supremos de la justicia y la paz.

Enséñanos a amar a nuestros fieles, como tú los amaste,

a sentirlos más cercanos que a los hermanos de sangre,

a comprenderlos en sus aspiraciones humanas y espirituales.

Ayúdanos a llevar en el corazón

la misma pasión de fe y la integridad de tu testimonio.

Esto es lo que nuestros hombres de armas nos piden

y esto es lo que debemos darles.

A ti, por tanto, oh Patrón celestial,

recurrimos.

De ti, oh Apóstol de Cristo, imploramos

y por tus méritos esperamos los Dones del Espíritu.

Amén.

HOMILIA (ir)

  • DSC_0017
  • DSC_0025
  • DSC_0093
  • DSC_0101
  • DSC_0169

 

Volver