900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Noticia Arzobispado

 

Noticias del Arzobispado Castrense

El Santísimo Cristo de la Laguna “Protector del Regimiento de Artillería de Campaña nº 93 de Tenerife

El Arzobispo Castrense de España, Monseñor don Juan Antonio Aznárez Cobo, ha decretado que se honre al Santísimo Cristo de La Laguna como especial protector del Regimiento de Artillería de Campaña número 93 de Tenerife (RACA 93).

Esta iniciativa surgió de la petición del coronel del Regimiento con la finalidad de ratificar el vínculo histórico y la devoción por el Santísimo Cristo de La Laguna que tiene el RACA 93, Regimiento ubicado en la localidad de San Cristóbal de La Laguna.

En el historial del Regimiento se refleja como esta Unidad es heredera del antiguo Batallón de Artillería a Pie de Canarias, que, desde el 9 de junio de 1882, ocupa en calidad de Acuartelamiento el desamortizado convento de San Francisco (excepto la capilla del Santísimo Cristo) y desde esa fecha mantiene una estrecha vinculación con la Venerable Esclavitud del Cristo de La Laguna.

El Cristo de La Laguna, es una talla que fue realizada, en madera noble de Flandes, por el escultor belga Louis Van Der Vule. Llega a La Laguna en el año 1520, después de un periplo por diferentes ciudades europeas y fue donada por el Duque de Medina Sidonia al Adelantado de La Laguna, que buscaba un Crucificado para venerarlo en el convento de San Miguel de las Victorias.

En 1921, una Batería Expedicionaria de Montaña de esta Unidad, participó en operaciones que se desarrollaban en el Protectorado de Marruecos. Partieron el 14 de septiembre, coincidiendo con las fiestas en honor al Cristo de La Laguna.

Tras 393 días de operaciones y participación en 17 combates, los 183 hombres que salieron del Santuario del Cristo de La Laguna regresaban a Tenerife el 17 de octubre de 1922, sin haber sufrido baja alguna, gracias a la intercesión del Cristo a quien se habían encomendado y cuya estampa portaron durante la campaña.

En agradecimiento por esta gracia concedida, los artilleros tinerfeños decidieron escoltar al Cristo de La Laguna cada vez que saliera en Procesión desde su Santuario. Este Juramento es el conocido como la “Promesa de los Artilleros”.

Desde entonces, los artilleros de Tenerife cada vez que han participado en diferentes campañas y misiones, antes de partir, se han acogido al amparo del Señor de La Laguna y además, año tras año, el Regimiento de Artillería de Campaña nº93 se mantiene fiel a la “Promesa de los Artilleros” escoltando al Cristo de La Laguna cada vez que sale en procesión de su Santuario.

Volver