900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Boletin

 

Boletín Eclesiástico del Arzobispado Castrense

La solemne sesión de apertura del proceso de Beatificación y Canonización del Padre Fernando Huidobro, convocada por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro, del Arzobispo Castrense, Monseñor Juan del Río y el provincial de la Compañía de Jesús, Antonio José España tuvo lugar en la tarde del viernes en la parroquia de San Francisco de Borja de Madrid.

A la sesión asistieron, entre otras autoridades, el Jefe de la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de La Legión, general de brigada Marcos Llago, el jefe del Tercio “Duque de Alba” II de La Legión, coronel Zacarías Hernández y el jefe de la Bandera “Cristo de Lepanto” IV de La Legión, Luis Carmona.

La ceremonia comenzó con un canto seguido por unas palabras del Provincial de los jesuitas, Antonio Jesús España, que presentó la Causa. Después intervino el Arzobispo Castrense, D. Juan del Río Martín dando paso las lecturas del Libello de demanda por el Vicepostulador y del Nihil Obstat de la Congregación de La Causa de los Santos por el Canciller de Madrid. A continuación, el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro se dirigió a los asistentes finalizando la sesión con el rezo de un responso ante la tumba del Padre Fernando Huidobro.

Fernando Huidobro nació en 1903 en Santander. A los 16 años ingresó en el Noviciado de la Compañía de Jesús en La Cartuja (Granada), y en 1933 celebró su primera Misa en Bélgica, donde se había exiliado tras la disolución de la Compañía en España con la proclamación de la II República.

Al estallar la Guerra Civil, el padre Huidobro solicitó el traslado a la península para acompañar espiritualmente a todos aquellos que pudieran necesitarle. Así, es nombrado capellán de la Legión y comienza su labor en Madrid. El 11 de abril de 1937, a la edad de 34 años, murió durante un bombardeo mientras atendía a los heridos en la casa de socorro de la Cuesta de las Perdices, en el frente de Ciudad Universitaria.

Alberto Fernández, delegado episcopal para las Causas de los Santos, destaca que la muerte del páter, como se le conoce popularmente, fue «en servicio a la reconciliación porque se ofrecía a atender a soldados y a víctimas de los dos bandos. Hay testimonios muy bonitos que pueden servir a la reconciliación de hoy». «La vida del padre Huidobro fue desde sus inicios muy interesante –continúa el delegado–, es una vida muy ejemplar no sólo en sus últimos años; ya desde sus primeros años de jesuita despunta y deslumbra por sus virtudes, su valentía, su amor al Señor, el servicio a los demás, y también por una inteligencia muy profunda y muy brillante».

El padre Huidobro se encuentra enterrado en la iglesia de los jesuitas de la calle Serrano de Madrid; su causa de beatificación se abrió en 1947 pero quedó paralizada hasta ahora: «En el marco del centenario de la Legión [que se celebró en 2020], los legionarios escribieron al Papa para pedirle que se volviese a retomar la causa, que está impulsada por el Arzobispado Castrense de España y la Compañía de Jesús». La instrucción se lleva a cabo en la archidiócesis de Madrid ya que es donde falleció el jesuita.

El acto fue retrasmitido en directo a traves del canal de Youtube del Arzobispado Castrense.

580b57fcd9996e24bc43c545

  • IMG_20210108_191641
  • IMG_20210108_191752
  • IMG_20210108_191759
  • IMG_20210108_191807
  • IMG_20210108_191847_1

El Arzobispo Castrense, Monseñor Juan del Río Martín, acaba de publicar su nueva obra bajo el título Un plus de humanidad donde a través de más de 130 páginas y tres apartados ofrece su visión de la situación actual y la importancia de las encíclicas del Papa: Laudato Si y Fratelli Tutti.

Portada Pastoral2021La publicación se inicia con la Carta Pastoral: Una encíclica en la pandemia “Guerra y Fraternidad”. Donde el Arzobispo Castrense resalta la transcendencia de las últimas publicaciones de Su Santidad que tienen como elemento común “el amor como ceñidor de la unidad entre la naturaleza y la humanidad”, pero el objeto de la reflexión son los elementos relacionados con la realidad de la pastoral en las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Análisis que se efectúa constatando un hecho: los militares son “artesanos de la Paz” y al igual que el resto de los poderes y mandatarios públicos tienen la obligación de evitar las guerras, los atentados terroristas y las manifestaciones de odio que pongan en peligro la convivencia social.

La Carta Pastoral pasa a continuación a tratar sobre la Fratelli Tutti que tiene como pórtico o antesala el documento: Fraternidad humana. Por la paz mundial y la convivencia común, firmado el pasado año en Abu Dabi (2019). Francisco, siguiendo el sendero espiritual del Poverello de Assis se encontró con el Gran Imán Ahmad Al-Tayyeb para declarar conjuntamente que: “Las religiones no incitan a la guerra y no instan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o derramamiento de sangre”.

Tras desgranar los elementos fundamentales de la obra papal, D. Juan del Río Martín expresa su preocupación por la pandemia que sufrimos y que ha desmoronado algunas formas de vivir basadas en el desinterés hacia el prójimo, hacia el que sufre. El COVID-19 ha puesto de manifiesto la fragilidad humana ante el coronavirus, pero al mismo tiempo ha sacado lo mejor de los hombres y mujeres que han puesto su trabajo y conocimiento para luchar contra sus consecuencias. En este sentido valora la actitud de los militares, guardias civiles y policías que desde el primer momento asumieron las misiones asignadas para aliviar los daños ocasionados por la pandemia, acompañados por los capellanes castrenses que se han esforzado por auxiliar a sus feligreses y, en ocasiones, a todos los creyentes que les han pedido ayuda y consuelo.

En su conclusión D. Juan del Río nos indica: “A la luz de esta encíclica estudiada desde la perspectiva de la pastoral castrense, los militares y sus pastores en tiempos de paz o de conflictos deben cimentar la fraternidad y la amistad social”

El siguiente apartado de la publicación está dedicado a los artículos que bajo el título Diario de un pastor ante el COVID-19 el Arzobispo Castrense ha escrito durante los meses de la pandemia para expresar desde un punto de vista pastoral y cristiano su criterio sobre temas de actualidad que han marcado la existencia de la humanidad durante los últimos tiempos.

La pandemia también ha suscitado el interés de los medios de comunicación sobre el importante papel que han desarrollado los presbíteros de la jurisdicción, por esta razón la publicación contiene un apartado denominado “los capellanes castrenses en acción” que contiene fragmentos de algunas noticias publicadas por medios digitales y escritos.

La obra termina con el Mensaje del Santo Padre Francisco con motivo de la 54 Jornada Mundial de la Paz.

DESCARGA LA PASTORAL
Descarga

 

Recogida y entrega de alimentos

Por el Regimiento de Artillería de Campaña nº 20 de Zaragoza (RACA20), se ha procedido en estos días de la Navidad-2020 a una recogida de alimentos, los cuales fueron entregados, el día 30 de diciembre, a las instituciones que se estimó, por parte del Pater D. Ángel Briz Fernández acompañado por componentes de dicho Regimiento.

El primer lugar donde se entregaron alimentos fue en el Monasterio de la Resurrección de Zaragoza, regido por el Hermanas Canonesas del Santo Sepulcro, las cuales agradecieron esta colaboración de Cáritas Castrense, que les servirá para atender las necesidades que se les presentan, igualmente y en señal de cortesía por esta ayuda que se les llevó, se nos enseño el interior del Monasterio.

El segundo lugar donde se hizo entrega fue en el Monasterio de Santa Mónica de Zaragoza, al cual se le viene ayudando por Cáritas Castrense dada la precaria situación en la que se quedaron las hermanas, estas agradecieron, una vez más, esta colaboración que les sirve para paliar la situación en que se encontraban.

Desde estas líneas queremos dar las gracias a los componentes del Regimiento de Artillería de Campaña nº 20 de Zaragoza (RACA20), principalmente en nombre de todas aquellas personas que se puedan beneficiar de su generosidad. MUCHAS GRACIAS.

D. Juan del Rio Martín, Arzobispo Castrense de España, como es habitual ha presidido en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas (Madrid) a las 12.30 h. la celebración de la solemnidad de Santa María, Madre de Dios, en el primer día del nuevo año 2021, que se presenta lleno de esperanza. Con esta celebración termina la octava de la Natividad del Señor.

El Señor Arzobispo ha iniciado su homilía con una reflexión sobre la noción del tiempo: "El tiempo cronológico es muy diferente al tiempo existencial, al tiempo divino y al tiempo sacramental, no somos esclavos del tiempo como lo eran los griegos. No creemos en el eterno retorno de las cosas, sino pensamos en un tiempo lineal, que tiene un fin: unos cielos nuevos y una tierra nueva, donde no haya tiempos de guerra y de calamidades. (...) Jesús muerto y resucitado es el Señor del tiempo. (...) El tiempo de Dios es tiempo del hombre por el misterio de la Encarnación. Y aquello que era eterno se hizo temporal en el seno virginal de María".

Haciendo referencia al acontecimiento de la Navidad y a la solemnidad del día ha señalado que "Dios Padre se nos revela en el acontecimiento de Belén, y nosotros como los pastores encontramos a un niño". 

El Arzobispo ha concluido sus palabras pidiendo al Señor que en este año nuevo nos bendiga, nos proteja del mal y nos libre de la pandemia.

En este primer domingo del año, D. Juan del Río ha presidido la celebración dominical en la Iglesia Catedral Castrense, con la asistencia particular de los congregantes del Cristo de los Alabarderos, Cristo de la Fe y María Santísima Reina de los Ángeles, como es habitual todos los primeros domingos de cada mes.

El Señor Arzobispo en su homilía ha señalado como las lecturas de hoy nos preparan a la gran solemnidad de la Epifanía, el próximo miércoles. Destacando que hemos contemplado estos días a la familia de Nazaret, y hoy vemos que María y José tienen un tesoro: un niño que es verdadero Dios y verdadero hombre. Fijándose en la primera lectura, ha subrayado que Jesucristo no es sólo un personaje histórico, es la sabiduría de Dios Padre. Concluyendo que podemos ver quién es Dios y quienes somos nosotros adorando a la palabra hecha carne y asistiendo a la palabra humanada del hermano necesitado.

El papa Francisco rezó el Ángelus desde la Biblioteca del Vaticano. El pontífice dijo que los dolorosos eventos que marcaron el año 2020, especialmente la pandemia, nos han enseñado a interesarnos en los problemas de los otros. «Esta actitud representa el camino que conduce a la paz, porque favorece la construcción de una sociedad fundada en las relaciones de fraternidad», dijo el papa.

Fuente: cnnespanol.cnn.com

Al Señor Dios de las Montañas

Publicado en “El Diario Montañés” el 2 de enero del 2021.
Alberto Gatón Lasheras, Capellán y Profesor de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE).

Hay recuerdos que, por fortuna, no se borran con facilidad de la memoria. Y en los de quien escribe estas líneas están, desde su infancia, los de los militares de las Unidades de Montaña de nuestras Fuerzas Armadas del Reino de España cuando se acuartelaban en el campurriano pueblo de Villar en sus cursos invernales de montaña. Quién me iba a decir que al cabo de muchos años hoy sus sucesores serían mis actuales compañeros de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE), y del Regimiento de Infantería “Galicia” 64 de Cazadores de Montaña. A ellos, y a mi querido valle de Campoo, se dedican estas líneas con mi admiración y gratitud, fundidas en el amor a la Patria en las montañas, brañas y bosques de Cantabria y de España.

Soldados de España a quienes, desde el caserón que mis padres tenían en el Valle de Campoo para esquiar en Invierno y disfrutar sus hayedos, ríos y cimas en Verano, contemplaba en silencio cómo formaban a la orden del oficial de la compañía, portando sus pesadas mochilas donde sobresalían los piolets y los crampones, y los entonces largos esquís de travesía para ascender nuestras montañas. Con ellos, pasados los años y ya en la juventud, coincidíamos en la interminable ascensión del Liguardi y luego al Cordel por La Colladía, en las deliciosas y técnicas laderas desde el Iján hacia los míticos parajes de Sejos o descendiendo la más traicionera por los aludes de Cuenca Gen hasta Campoo. E, incluso, he recuperado en imágenes del álbum de fotos algún encuentro en Picos “foqueando” hacia Peña Vieja, la más elevada cumbre de Cantabria.

Como con la Armada en la Comandancia y barcos de Santander, con el Ejército del Aire en su base radar del limítrofe Picón del Fraile (tanto da que sea de Castilla o Cantabria: es una cumbre de España), con el Ejército de Tierra en Ibio o la Remonta, con otros destinos de feliz presencia castrense en Cantabria, el sentir del pueblo montañés es sin duda de cariñosa acogida a nuestros soldados. No sólo porque los militares nacemos y pertenecemos al pueblo español, sino por el reconocimiento de los cántabros a la donación abnegada, humilde, sacrificada y fiel de nuestros militares a España y Cantabria. Amor a la Patria de nuestros soldados correspondido por la gratitud de los cántabros a nuestros militares, como se demuestra cada celebración del Día de las Fuerzas Armadas, volcados los montañeses en las exhibiciones y desfiles castrenses en Santander.

En esta Navidad, al cumplir la tradición de depositar un nacimiento en una blanca cima pirenaica, hemos rendido homenaje a los españoles fallecidos por el covid. Una tradición en la que los presentes, creyentes o no, honramos a quienes nos preceden sobre las nieves de la vida al rezar por ellos nuestra oración montañera al “Señor Dios de las Montañas, Señor Dios de los azules cielos, Señor Dios de las nieves y los hielos”. Y, asimismo, al pedir al Creador que “proteja a los que guardan la paz de España en sus solitarias cumbres”.

Costumbres castrenses también en Cantabria, porque más de un belén militar coronó alguna Navidad las cúspides del Cuchillón, de Peña Vieja y del Tres Mares. Montañas donde resuena el poema del montañero y humanista Unamuno, cuando al contemplar desde el Pico Almanzor las aldeas de los valles, al hollar piedra y hielo, al sentir el gélido aire puro, al escuchar el silencio sonoro sobre las vertiginosas paredes, al compartir la amistad con su cordada, al latir en su pecho militar y sabio la paz de España, oró a Dios: “aquí, a tu corazón, Patria querida ¡Oh, mi España inmortal!”.

Este artículo evoca con gratitud a las Unidades de Montaña de nuestras Fuerzas Armadas del Reino de España, durante años acogidas por la Hermandad de Campoo de Suso. Porque, quizá, cuando frente al fuego de la gran chimenea del salón de la casa de mis padres en el pueblo de Villar admiraba las gestas que leía de los valientes y nobles soldados de “la religión de hombres honrados”, como describió el sacerdote y soldado Calderón de la Barca a la familia militar, entonces se unieron para siempre la vocación sacerdotal y la militar desde la romántica pasión por la conquista de la naturaleza y sus montañas. Picos de la Cordillera Cantábrica, de Pirineos, todas cimas de la amada España eternamente custodiadas en nuestra región y en nuestra Patria por los soldados de nuestras Unidades de Montaña. A ellos y, con nuestros militares, a Campoo, a Cantabria, a España: ¡gracias!

  • IMG-20201217-WA0022 - Copy
  • IMG-20201217-WA0024 - Copy
  • IMG-20201217-WA0026 - Copy
  • IMG-20201218-WA0012 - Copy

Por segunda vez en este año la Brigada “Extremadura” XI en colaboración con Cáritas Castrense, realiza una campaña de recogida de alimentos no perecederos en la Base “General Menacho”.

La Brigada “Extremadura” XI en colaboración con Cáritas Castrense y la Fundación Banco de Alimentos de Badajoz, han desarrollado, durante la primera quincena de diciembre, una campaña solidaria de recogida de alimentos no perecederos y otros artículos de primera necesidad.

La campaña realizada en la Base “General Menacho”, ha contado con la colaboración de todo el personal integrante de la Unidad y, gracias a ello, se han podido recaudar más de 3120 kilos de comida, aseo y otros artículos de primera necesidad, que en el día de hoy, se han entregado en la Fundación Banco de Alimentos de Badajoz, con la presencia de la Presidenta, la Sra. Dª. Cristina Herrera Santa-Cecilia, que ha mostrado su agradecimiento y colaboración a esta Unidad.

Desde esta Brigada esperamos que con esta iniciativa, realizada por segunda vez en este año, las familias más desfavorecidas, obtengan un respiro en estos días tan complicados.

  • A
  • B
  • C
  • D
  • E

El pasado día 18 tuvo lugar la entrega de un donativo por parte de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge a Cáritas Parroquial Castrense “Virgen de Bótoa”, de Badajoz, por la cantidad de 1.000,00 €, que será destinado a los proyectos y necesidades de la Delegación de Cáritas Castrense.

Entregó el donativo el Delegado de la SMOCSJ en Extremadura, Ilmo. Sr. Don Fernando de Vargas-Zúñiga y Mendoza, recibiéndolo el Director de la Delegación de Cáritas Castrense, Excmo. Sr. General de División de la Guardia Civil Don Antonio Dichas Gómez, siendo testigo de la entrega el Secretario de la Delegación de Extremadura de la SMOCSJ, Ilmo. Sr. Don Felipe Benicio Albarrán y Vargas-Zúñiga.

En el acto de entrega, que tuvo lugar en la sede de Cáritas Castrense en Badajoz, el General Dichas expuso al Delegado y Secretario de la Delegación para Extremadura los proyectos y fines de la institución, al tiempo que hizo votos para una colaboración que se desearon duradera en el tiempo.

Con esta entrega culmina su actividad benéfica la Delegación de Extremadura de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, habiendo llevado a cabo, en este año 2020, la entrega de alimentos para el Banco de Alimentos de Badajoz en El Corte Inglés, así como un donativo por parte del Delegado para Extremadura para el fondo de solidaridad creado para atender las necesidades de los acogidos en el Centro Deportivo “Las Palmeras”, de Badajoz, todas ellas personas sin techo. Hay que destacar la colaboración personal del Secretario de la Delegación de la SMOCSJ, que, en su papel entonces de Jefe de Protocolo de la Archidiócesis, fue nexo de unión entre Cáritas Diocesana y diversas instituciones que colaboraron en la dotación de medios para tan loable actividad de amparo a los más necesitados.

El Arzobispo Castrense de España Juan del Rio Martín, intervino el pasado día 27 de diciembre en el programa  "Pueblo de Dios" emitido por rtve donde se hizo un repaso por los nuevos samaritanos de siempre a la luz de la nueva encíclica del papa Francisco, Fratelli tutti. Palabras y gestos concretos para no pasar de largo ante el sufrimiento de los hermanos que lo pasan peor en esta primera Navidad Covid. 

 

Página 1 de 158
Volver