900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Noticia Arzobispado

 

Noticias del Arzobispado Castrense

Jueves Santo en el Líbano

El pasado Jueves Santo, visitaron la Base Miguel de Cervantes los responsables del “Proyecto Fratelli”.

A su llegada a la Base Militar fueron recibidos por el Jefe de Estado Mayor, Coronel Francisco Javier Vílchez Contreras y por el capellán castrense Carlos Manjón Requena. Seguidamente, en el salón de actos se hizo una presentación de cuál es el trabajo que los militares españoles realizan al Sur del Líbano, más concretamente, la vigilancia y el control de la frontera Líbano-israelí conocida como la Blue Line.

Los Hermanos Maristas y de la Salle, Miquel Cubeles, Isaac Alonso, Andrés Porras, Gilbert Ouilabegue junto con los voluntarios que colaboran con ellos en el Proyecto Fratelli, Laura Gonzalvo, Sara Amarillas y Eliseo Lozano, nos mostraron con la proyección de un video, la gran labor que realizan con niños y jóvenes refugiados, en las ciudades de Sidón y Beirut.

Después compartieron mesa y comida en el comedor español junto al General de la Brigada Francisco Javier Romero Marí y otros militares. Tras el café y un rato de tertulia fueron a la Capilla de la Base para la Celebración de la Cena del Señor y el traslado al Monumento del Santísimo Sacramento.

Algunas palabras que el capellán castrense Carlos Manjón nos dirigió en su homilía del Jueves Santo:

Estoy viviendo una misión internacional en el Líbano repleta de momentos únicos, de instantes en los que la Gracia de Dios se nota que está actuando. Ser instrumento de Dios para que otros se reencuentren con Él después de muchos años, es algo que te llena, reconforta y anima como capellán castrense. Por eso, en el día en el que hacemos memoria de la Institución de la Eucaristía, del Sacerdocio y del Amor Fraterno es muy especial teneros entre nosotros porque sois continuadores de Cristo Eucaristía. Vosotros tocáis a Cristo todos los días… cada niño refugiado, cada joven sin casa, cada mujer maltratada o violada “es carne de Cristo, es Eucaristía”. Pienso que el Proyecto Fratelii tiene mucho de Cenáculo.El Cenáculo fue un lugar de tranquilidad para retomar fuerzas; un lugar de confidencias junto al Maestro; un lugar para señalar al traidor; un lugar para enseñar que bajo las especies del pan y del vino, se quedó el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor; y que cada vez que se parta y se comparta el Pan, o se derrame el Vino, el Señor, el Maestro, estará realmente presente. “Haced esto en memoria Mía”.En aquel Cenáculo, en aquella Última Cena, el Maestro realizó el gesto de lavar los pies, un gesto que descolocó a más de uno de los que estaban a la mesa. Lavar los pies, quitar el polvo del camino era algo que solo hacían los esclavos. Mirad, es el mismo Dios el que se arrodilla y se hace esclavo y lava los pies… Si esto lo hizo el mismo Dios, hagámoslo también unos con otros.

 

  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05

 

 

Volver