free joomla extensions

        

 900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Noticia Arzobispado

 

Noticias del Arzobispado Castrense

Convocada una jornada de ayuno y oración para el miércoles 16 en favor de la vida

Para defender la vida de la tramitación de la nueva Ley Orgánica de la regulación de la eutanasia, la Conferencia Episcopal ha publicado el pasado 11 de diciembre una nota con el título: "LA VIDA ES UN DON, LA EUTANASIA UN FRACASO".

Resalta la necesidad de cuidar, acompañar, curar si es posible, y siempre mitigar el dolor físico y moral de los enfermos; pero nunca provocar la muerte.

La Congregación para la Doctrina de la fe, ya publicó la carta: “samaritanus bonus”, sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida. Y el documento: “sembradores de esperanza. Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de la vida”. Estos textos explican la importancia que tiene esta necesidad de estos cuidados al que sufre. Unos cuidados que deben ser integrales, sin dejar al lado los necesarios cuidados paliativos para mitigar el dolor.

La Conferencia Episcopal rechaza el “atajo” de la muerte provocada, ante la situación grave de la actual pandemia, agradeciendo el trabajo que están prestando los sanitarios. Estos cuidados integrales que necesita todo enfermo, constituyen la verdadera compasión.

También nos pone alerta, ante un sentimiento momentáneo por parte del enfermo de carga para la familia y para la sociedad, incitar a la muerte a los más débiles o a los más pobres, que no pueden pagar estos cuidados integrales, que el Estado quiere ahorrarse, al aprobar este tipo de leyes, con la excusa de un supuesto derecho al suicidio asistido. En unión con el Papa, los Obispos nos animan a “no abandonar nunca a los que sufren, no rendirse nunca, sino cuidar y amar para dar esperanza”.

Ante los que tienen responsabilidades, piden actuar en conciencia, según verdad y justicia.

Y a todos nos convocan a una jornada de ayuno y oración este miércoles 16 de diciembre, para pedir al Señor que inspire leyes que respeten y promuevan el cuidado de la vida humana.

Jesús Romero Jarabo, delegado episcopal de familia y vida

 

Roma

Capellanes Santos y Ejemplares

Homilias

Volver