free joomla extensions

        

 900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Noticia Arzobispado

 

Noticias del Arzobispado Castrense

El Ordinario Castrense preside la celebración de la festividad de San Juan de Ávila en la Catedral de las Fuerzas Armadas

D. Carlos Jesús Montes Herreros presidió la Eucaristía celebrada en la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas con motivo de la festividad de San Juan de Ávila, patrono de los sacerdotes españoles.

La Santa Misa fue concelebrada por el equipo de gobierno del Arzobispado Castrense que previamente mantuvo una reunión de trabajo para tratar cuestiones de su competencia.

San Juan de Ávila fue nombrado patrón del clero secular español por el Papa Pio XII el 2 de julio de 1946 y canonizado el 31 de mayo de 1970 por el Papa Pablo VI.

En la homilía que pronunció el Santo Padre en su ceremonia de canonización dijo sobre el patrón del clero secular español: Es un sacerdote que, bajo muchos aspectos, podemos llamar moderno, especialmente por la pluralidad de facetas que su vida ofrece a nuestra consideración y, por lo tanto, a nuestra imitación. No en vano él ha sido ya presentado al clero español como su modelo ejemplar y celestial Patrono. Nosotros pensamos que él puede ser honrado como figura polivalente para todo sacerdote de nuestros días, en los cuales se dice que el sacerdocio mismo sufre una profunda crisis; una "crisis de identidad", como si la naturaleza y la misión del sacerdote no tuvieran ahora motivos suficientes para justificar su presencia en una sociedad como la nuestra, desacralizada y secularizada. Todo sacerdote que duda dela propia vocación puede acercarse a nuestro Santo y obtener una respuesta tranquilizadora. Igualmente, todo estudioso, inclinado a empequeñecer la figura del sacerdote dentro de los esquemas de una sociología profana y utilitaria, mirando la figura de Juan de Ávila, se verá obligado a modificar sus juicios restrictivos y negativos acerca de la función del sacerdote en el mundo moderno.

San Juan de Ávila nació en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) a principios de 1499 o 1500, con 14 años fue a estudiar leyes a Salamanca, pero abandonó los estudios en el cuarto curso para volver a su casa con la intención de reflexionar y rezar. Se trasladó a Alcalá de Henares para estudiar teología y convertirse en sacerdote con la intención de marchar al Nuevo Mundo y convertirse en misionero, por esta razón repartió sus pertenencias entre los más pobres y marchó a Sevilla para embarcar rumbo a América.

Mientras que esperaba el momento de su partida dedicó su tiempo a predicar en Sevilla y localidades cercanas con gran dedicación. Su actitud y facultades llevaron al obispo de la capital hispalense a convencerlo para que abandonase su idea de marchar a América y continuase sus estudios de teología en el Colegio de Santo Tomás.

Una predicación mal entendida de San Juan de Ávila le llevó a la cárcel en el año 1531, en prisión inició a escribir la primera versión de su obra “Audi, filia”. En esa época se adentró en el amor que Jesucristo transmite y el inmenso beneficio que traslada a los hombres. Tras la sentencia absolutoria, dictada dos años después, decide incardinarse en la Diócesis de Córdoba y después, en 1536, es llamado por el Obispo de Granada para formar parte de su consejo, actividad que compagino con sus estudios en la Universidad donde completó sus estudios.

San Juan de Ávila recorrió prácticamente toda Andalucía, y otras regiones de España, predicando con gran seguimiento por parte de los fieles que veían en el santo una fuente de erudición y ejemplo de vida cristiana que plasmaba de forma magistral en sus sermones. Esta actividad pastoral no le impidió mantener un excelente nivel académico y su preocupación por la formación que le llevo, por ejemplo, a fundar la Universidad de Baeza (Jaén) centro de reputado prestigio a la hora de formar a clérigos y seglares.

Tras una fructífera vivida dedica a la predicación, el llamado apóstol de Andalucía entregó su alma al Señor el 10 de mayo de 1569, en una humilde casa de Montilla (Córdoba), rodeado de sus discípulos.

San Juan de Ávila fue reconocido como Doctor de la Iglesia Católica por el Papa Benedicto XVI el 7 de octubre de 2012.

  • DSC_0014
  • DSC_0032
  • DSC_0035
  • DSC_0056
  • DSC_0093

 

 

Roma

Capellanes Santos y Ejemplares

Homilias

Causa Padre Huidobro

Estampita Padre Huidobro

Volver