free joomla extensions

        

 900px Escudo de España mazonado.svg    et    armada    escudo ejercito del aire    EscudoGuardiaCivil.svg    National Police Corps of Spain Badge.svg

Cabecera Noticia Arzobispado

 

Noticias del Arzobispado Castrense

Granada con la solidaridad

Granada y el país africano de Togo están unidos desde hace más de una década por la solidaridad. Es Raymond Takeli, nacido en ese país, pero actualmente profesor en Granada, el que ha fundado, organizado y sigue en primera línea de la Fundación que lleva su apellido. Todos los veranos se emprende una expedición capitaneada por el mismo rumbo a Bodjendè para llevar una carga de material escolar, medicamentos y otros artículos (ropa, juguetes, alimentos…) para los habitantes de esa aldea.

Esta Fundación es una pequeña ONG nacida para dar educación a todos los niños y niñas del poblado. Todo empezó con una carta que recibió Raymond de una hermana suya en enero de 2005; habían expulsado a sus dos hijas de la escuela por no poder pagar las matrículas. Aunque cueste creerlo, sólo necesitaba 4 € por cada niña; aquella noticia produjo gran tristeza en Raymond pero no se amilanó y en su clase, como profesor de Francés, contó esta realidad, fue tal el apoyo que recibió que le desbordó sus pensamientos. Así nació la Fundación.

Bodjondè, el pueblo, que ronda los 1,900 habitantes, está enclavado en medio de la selva, en el Oeste africano. En 2005, la mayor parte de la población infantil estaba sin escolarizar porque no tenían dinero, esos 4 euros de la matricula anual, lo que aquí vale una bolsa de chuches.

Gracias a las donaciones se ha inaugurado el colegio de primaria y secundaria, la farmacia, el instituto de 4 aulas y tres albergues-residencia para los universitarios, doce letrinas públicas (para que los niños no tengan que adentrarse en la selva a hacer sus necesidades), tres pozos de agua potable, equipamiento para el albergue, material escolar y sanitario, ayudas a los orfanatos y el pago de las nóminas del personal sanitario, tres personas.

Se abona la matrícula de 538 niños durante seis cursos consecutivos y se ha logrado dotar a los distintos centros con más de mil pupitres. Por otra parte, la fundación ha pagado este año 10 becas a niños con dificultades económicas y buenos resultados escolares por un valor de 1,500 euros. En la actualidad, no hay ni un solo niño en el poblado de Bodjondè sin escuela. El lema de la fundación es: Ayuda sí. Educación más.

Todo lo conseguido ha sido por la respuesta tan formidable de los granadinos. Actualmente tienen más de 800 socios que comenzaron dando 1 euro al mes. Diversas empresas han facilitado abundante material, (2.000 camisetas y pantalones, más de 1.000 pares de botas, 24 balones de fútbol, 2.000 libretas, 800 carpetas, 1.000 mochilas, cajas con medicinas y material escolar (a 23 kg por caja) etc., etc.

Además, también colaboran Ayuntamientos de Armilla, Cúllar Vega, etc. particulares, como muchos estudiantes, padres y madres de colegios y de institutos.

La organización de la Fundación se basa en tres pilares o comités: uno en Bodjondè y dos en Granada: uno de carácter técnico para el seguimiento de los proyectos, y otro para el seguimiento de los fondos. En total, hay más de 25 personas colaborando con la Fundación Takeli. Todas las decisiones se toman por mayoría; eso garantiza que el 100 por cien del dinero llega a su fin, porque no hay intermediarios. La fundación es un proyecto para africanos con la cooperación y el seguimiento de los comités granadinos.

Durante todo el año, la Fundación almacena el material que recibe de diferentes puntos de Andalucía y de otras partes del país en una nave. Para enviarlo, se alquila anualmente un contenedor que no va sólo, le acompañan enfermeras, médicos, profesores y estudiantes.

Gracias a la labor que se está realizando, en los últimos años la mortalidad infantil en Bodjondè ha bajado, un logro que Raymond resalta emocionado. Y es que los pequeños de esta región se mueren por no tener unas simples pastillas, ésas que aquí tiramos porque caducan olvidadas en el botiquín. Una de las enfermedades que está sesgando actualmente muchas vidas allí es la ulcera de Buruli, que se puede curar con un tratamiento de antibióticos que cuestan 48 euros.

Hasta aquí para nada hemos hablado de Cáritas Parroquial Castrense de Granada. Nuestro conocimiento de esta Fundación empezó hace año y medio, en unas de las reuniones en Málaga, donde nuestro buen amigo Juan Díaz Díaz, Director de Fundación Tercios de Extranjeros nos habló de Raymond, de su proyecto; posteriormente, ya en Granada, conocimos personalmente a este togolés y supimos de una de las muchas necesidades puntuales que tenía: camas para el hospital y más concretamente en pediatría, nos enseñó fotos de los niños enfermos y de los camastros que usaban; la divina providencia nos hizo que supiéramos de la existencia de somieres del Ejercito en Granada, somieres en perfecto estado que se iban a dar de baja, y aquí empezó nuestra aportación a esta organización que tanto bien realiza. Tras largos meses de gestiones, en los últimos días del mes de noviembre, pudimos entregar a Raymond 65 somieres que permanecerán almacenados hasta casi el verano donde una nueva expedición os llevará a su destino. Buena Suerte.

  • DSC05366
  • DSC05370
Volver